Se ce­rrarán un 30% menos de hi­po­tecas en 2023, con una dis­mi­nu­ción de 170.000 ope­ra­ciones

La cuota de la hipoteca media en España se encarecerá 5.000 euros en 2023

Las fa­mi­lias han des­ti­nado desde enero el 41,5% de sus in­gresos a pagar su vi­vienda

Hipotecas aplazadas.
Hipotecas aplazadas-

La si­tua­ción de las fa­mi­lias es­pañolas hi­po­te­cadas em­peora cada mo­mento con una pér­dida de poder ad­qui­si­tivo alar­mante. Según datos del Banco de España, las fa­mi­lias han des­ti­nado en lo que lle­vamos de 2023 el 41,5% de sus in­gresos a pagar la cuota de la hi­po­teca, lo que ge­neró un gasto de 18.000 mi­llones de euros en los dos pri­meros meses del año. Un in­forme de un agente es­pe­cia­li­zado ha ana­li­zado datos de más de 2.000 tran­sac­ciones ce­rradas entre mayo de 2022 y mayo de 2023 y el pa­no­rama es de­solador como con­se­cuencia de la subida de los tipos de in­te­rés.

Según datos de la firma Housfy, la previsión del encarecimiento de la cuota de la hipoteca media en España para finales de año es que supere los 5.000€ anuales de media. “Todo dependerá de cómo avancemos en el último trimestre pero podemos vaticinar que las subidas afectarán significativamente a las familias”, asegura David Espiago, director de negocio bancario en Housfy. Según datos el INE, en un año la cuota de la hipoteca media en España se ha encarecido 256€, mensualmente, y 3.073€, anualmente.

Caída en la contratación de hipotecas

La subida de tipos de interés ha provocado una caída considerable en la contratación de hipotecas y, según los datos de la compañía, se cerrarán un 30% menos de operaciones en 2023 en comparación con el año anterior. "En el primer trimestre del año, ya hemos observado una caída interanual del 6%, pero la tendencia es alcista y prevemos que la diferencia sea mucho mayor en los próximos trimestres", afirma Espiago. Siguiendo esta tendencia, se estima que se cerrarán alrededor de 440.000 hipotecas este año, lo que supone una disminución de 170.000 operaciones en comparación con 2022.

Los tipos de interés seguirán al alza

El futuro de los tipos de interés y su impacto en el mercado inmobiliario sigue siendo incierto. Con el reciente anuncio del BCE sobre la subida de los tipos, resulta complicado prever cuándo se producirá una relajación en esta tendencia. “No se espera una posible relajación al menos hasta finales de año, lo que indica que las condiciones de financiación seguirán siendo complejas para los compradores”, admite el experto de Housfy.

En lo que llevamos de año, la hipoteca media se ha firmado con un interés promedio del 2,99% TIN. Sin embargo, es difícil determinar con exactitud cómo terminará el año en términos de tipos de interés. Aunque existen diversas variables que pueden influir en esta predicción, se estima que la media podría llegar al 4% a medida que avance el año. Esta subida en los tipos está teniendo un impacto significativo en el mercado inmobiliario, generando una disminución de alrededor del 30% en las transacciones inmobiliarias en 2023 en comparación con el año anterior.

Panorama y Euribor en 2024

En cuanto al panorama para 2024 en relación al encarecimiento de las hipotecas y la subida de tipos, las proyecciones actuales presentan un escenario desolador. Se estima que el Euribor se sitúe alrededor del 3,5%, lo cual podría parecer ligeramente inferior a la media actual. “Sin embargo, es importante destacar que esto no necesariamente implicará una disminución en los los tipos de interés de las hipotecas”, afirma Espiago.

¿Cómo ha cambiado el perfil del comprador con hipoteca en España?

El perfil del comprador con hipoteca en España ha experimentado cambios significativos a raíz de la situación económica actual. En 2023, se caracteriza por parejas de 37 años, empleados indefinidos y con un ingreso medio familiar de 2.400€. Destaca un cambio importante en comparación con 2022, donde cerca del 30% de los consumidores que obtuvieron hipotecas eran solteros.

En medio de la situación actual, ciertos perfiles se ven menos afectados al buscar obtener una hipoteca. “Aquellos con una buena base de entrada, capaces de aportar al menos un 40% del valor de la vivienda, y aquellos con ingresos altos superiores a los 45.000€ brutos al año, experimentan menos dificultades. En términos geográficos, se observa que las zonas menos afectadas son Castilla, La Rioja, Aragón, Extremadura y la región de Murcia”, explica el experto de Housfy. Estos datos ponen de manifiesto cómo la ubicación geográfica y el perfil financiero son clave a la hora de conseguir mejores oportunidades y condiciones.

Artículos relacionados