Una en­cuesta de una firma in­mo­bi­liaria ana­liza más de un mi­llar de sus miem­bros

La generación X se encuentra en bancarrota y aún muy lejos de la jubilación

Dos de cada tres han de­jado de pagar para la ju­bi­la­ción y uno de cada cinco no tiene si­quiera fondo

Ahorro
Ahorro

La Generación X ha en­trado en ba­rrena. El 64% ha de­jado de aho­rrar para la ju­bi­la­ción, más de la mitad cuenta con menos de 100.000 dó­lares para re­ti­rarse y el 22% no tiene ningún di­nero aho­rrado para pasar “a la re­ser­va”. Los na­cidos entre los años 1965 y 1980 (entre 43 y 58 en este mo­mento, se están con­vir­tiendo en la au­tén­tica Generación Perdida de Milton.

Una encuesta de Clever Real Estate sobre una muestra de mil personas pertenecientes a la Generación X ha descubierto la difícil situación por la que atraviesa este colectivo en términos de expectativas de jubilación. Como se ha comentado, dos de cada tres han dejado de ahorrar para la jubilación y uno de cada cinco no ha realizado siquiera un fondo de previsión.

La encuesta desvela que esta situación de quiebra en la provisión de fondos para el retiro se debe a las malas condiciones económicas o una deuda estudiantil muy presionante. Es una generación que ha atravesado varios periodos delicados en términos laborales. El grueso de este colectivo comenzó a trabajar a principios de la década de 1990, caracterizada por una recesión dificultó la obtención de trabajos y salarios en condiciones.

“También enfrentaron una deuda significativa de préstamos estudiantiles, con un monto promedio adeudado de 43.438 dólares por prestatario . La generación X posee el 38,8 % de los 1.630 millones en deuda de préstamos estudiantiles federales, más que cualquier otra generación”, advierte el digital WRAL Tech Wire, un digital especializado en información de empresas tecnológicas en el estado de Carolina del Norte.

Sin vivienda La crisis de la vivienda también ha sido uno de los hándicap a los que ha tenido que enfrentarse esta generación. “Muchos de ellos compraron casas en el pico del mercado a mediados de la década de 2000. Cuando el mercado colapsó, muchos de estos propietarios se encontraron con propiedades que valían menos de lo que habían pagado por ellas, dejándolos con un patrimonio neto negativo. No podían vender sus casas ni refinanciar sus hipotecas, lo que les dificultaba ahorrar para la jubilación”, señalan las mismas fuentes.

La encuesta revela que los miembros de la generación que están realizando un ahorro para la jubilación no llegan a los porcentajes recomendados. Muchos de ellos no han aprovechado los planes de ahorro. El 64% ahorran un 10% de sus ingresos mensuales o menos, cuando los especialistas recomiendan que se destine entre un 10% o un 15% de los ingresos brutos anuales para jubilación, lo que incluye la contribución del empleador.

El trabajo estadístico revela también que es la situación actual de alta inflación la que ha constituido el mayor desafío para esta generación, que ha superado la recesión del año 2008 y la pandemia del coronavirus. Un 69% de los encuestados considera que la inflación ha afectado de forma negativa sus planes de jubilación y el 40% considera que no va a poder pagar la jubilación.

“No importa cuál sea su ingreso anual, es difícil dedicar dinero a los ahorros para la jubilación cuando tiene una cantidad significativa de deuda. Al analizar qué les impide ayudarse a sí mismos en el futuro, el 80 % de los miembros de la generación X encuestados dijeron que tenían algún tipo de deuda, y el 52 % indicó que tienen al menos 10.000 dólares en deudas no hipotecarias, por lo general de tarjetas de crédito.

Artículos relacionados