EMPRESAS

Vende el 100% de Valoriza al fondo de Morgan Stanley Infraestructures Parnets

Sacyr, más concesiones y menos deuda

La con­ce­sio­naria que pre­side Manuel Manrique ob­tiene una plus­valía de 270 mi­llones de euros

Valoriza, Sacyr
Valoriza, Sacyr

Con la subida de tipos de in­te­rés, Sacyr se ha pro­puesto como gran ob­je­tivo re­ducir la deuda, que a final del primer tri­mestre se si­tuaba en 644 mi­llones de eu­ros, a la mí­nima ex­pre­sión este mismo año, con el fin de im­pulsar su co­ti­za­ción. Para ello ha puesto en marcha un agre­sivo plan des­in­ver­siones de ac­tivos no es­tra­té­gicos que está cum­pliendo a ra­ja­ta­bla. La úl­tima ha sido su venta de Valoriza Servicios Ambientales, con una plus­valía de 270 mi­llones de eu­ros.

En el marco de este proceso el grupo de servicios acaba de suscribir un acuerdo para la venta de la totalidad de Valoriza Servicios Medioambientales y sus filiales con una sociedad propiedad de fondos gestionados por Morgan Stanley Infrastructure Partners.

En un principio, la intención del grupo era de desprenderse tan solo del 49 % del capital, pero el importe fijado le ha animado a alcanzar un acuerdo por el 100 %. La operación asciende a un total de 734 millones de euros valor empresa, incluyendo deuda y capital. Se espera que la operación produzca unas plusvalías de aproximadamente 270 millones de euros antes de impuestos.

El valor de las acciones (equity) de la operación asciende aproximadamente a 425 millones de euros descontando la participación de los minoritarios externos. El área de Valoriza Servicios Medioambientales alcanzó en 2022 un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 80 millones de euros.

El precio final pagadero al cierre de la operación se ajustará por referencia a un balance preparado a esa fecha. Como es habitual en este tipo de operaciones, la ejecución de la operación queda sujeta al cumplimiento de ciertas condiciones suspensivas. En cualquier caso, se prevé que pueda quedar cerrada en el cuarto trimestre del ejercicio.

Esta desinversión permite acelerar dos grandes objetivos del Plan Estratégico 2021-2025 como son poner el foco en el negocio concesional como actividad principal de la sociedad y reducir a cero la deuda neta con recurso. El año pasado, el grupo se desprendió de su participación histórica en Repsol, lo que le permitió reducir deuda en 563 millones.

Un plan que está ayudando a que la acción recupere el pulso tal y como pretendía Sacyr. Desde la zona de mínimos en torno a 1,3 euros por acción, el precio se ha elevado por encima de los 3 euros en estos días en una tendencia netamente alcista. La cotización, de hecho, se mueve en su mejor momento en casi una década con una clara proyección hacia la cota de los 4 euros.

Sube un 2,6% en Bolsa hasta máximos de febrero

El grupo francés Société Générale se ha desprendido de toda su participación del 5,1% que afloró el pasado mes de febrero, cuando se convirtió en el cuarto mayor accionista de la constructora española, informa EP.

Según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad ha descendido por debajo del umbral anterior del 5% debido a la actividad normal de trading y de préstamo de valores.

La participación anterior equivalía, a precios actuales de mercado, a 105 millones de euros. Ahora, Société Générale, solo tres meses después de su entrada, ya no figura como accionista significativo de la constructora.

La petrolera Disa (14,6%) mantiene la mayor participación en Sacyr, seguida de José Manuel Loureda, fundador de la constructora (7,3%); Beta Asociados (José del Pilar Moreno Carretero, con el 5%), Rubric Capital (4,4%) y Nortia Capital (Manuel Lao, con el 3,05%).

Por otra parte, Sacyr se ha impulsado este lunes un 2,6% en bolsa, hasta los 3,08 euros por acción, lo que supone su mayor precio desde el pasado 28 de febrero.

La acción se ha visto impulsada por la operación comunicada este lunes a través de la cual ha acordado la venta del 100% de Valoriza a un fondo de inversión gestionado por Morgan Stanley Infrastructure Partners por un importe de 734 millones de euros, incluyendo capital y deuda.

Con esta operación, Sacyr espera obtener unas plusvalías de aproximadamente 270 millones de euros antes de impuestos.

El grupo ha explicado que esta desinversión responde a su objetivo estratégico de reducir "drásticamente" la deuda con recurso y enfocar su actividad a los negocios concesionales de infraestructuras.

Artículos relacionados