LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa, más que un sesgo defensivo

La de­ci­sión de los bancos cen­trales de apretar las tuercas con los tipos de in­te­rés, aunque ya em­piezan a in­si­nuar una po­sible con­ten­ción, ha en­friado los ánimos de los in­ver­sores en la pri­mera se­mana de mayo. Todo ello en medio de las nuevas preo­cu­pa­ciones por el sector fi­nan­ciero.

El índice Ibex 35 ha dado así un nuevo paso atrás hacia la zona de los 9.100 puntos que ha salvado gracias a los buenos datos de empleo en Estados Unidos.

Tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo siguen priorizando el control de los precios como su gran objetivo a corto plazo, pues mientras persista la actual “inflación pegajosa” no habrá sitio para el crecimiento y la normalización económica.

Frente a la subida de tasas, la publicación de unos positivos de empleo norteamericano y de actividad en Europa, que se mantienen en zona de expansión para el sector servicios y en proceso de estabilización y mejora en el sector manufacturero, han permitido frenar en cierta medida el goteo vendedor que está vez ha atacado con especial virulencia al sector industrial y textil y con los bancos todavía en fase de retirada de posiciones preventiva a la espera de comprobar cómo evoluciona el sistema financiero estadounidense.

A corto plazo, por tanto, no cabe esperar que se frenen las tensiones en la renta variable, aunque los expertos creen que la cota sicológica de los 9.000 puntos debería seguir ejerciendo de muro de contención.

Probablemente el dinero volverá a rota hacia la banca, así lo refleja el rebote del pasado viernes, siempre y cuando se ponga coto a la grave situación de la banca regional estadounidense a través de la cual se canaliza buen parte del crédito a la economía, lo que lleva a los analistas a mantener un sesgo defensivo.

Calendario semanal de Bolsa

Los expertos esperan que la semana que acaba de comenzar sea de transición con pocos datos macroeconómicos de relevancia con capacidad para generar nervios añadidos a los mercados financieros internacionales.

Este lunes, apenas destacará la producción industrial en Alemania, la confianza inversora en la zona euro y los inventarios al por mayor en Estados Unidos.

La sesión del martes se presenta casi huérfana de indicadores, si acaso destacar las ventas al por menor y lagunas cifras hipotecarias en el Reino Unido.

La atención en la sesión del miércoles se centrará en el IPC de Alemania y de Estados Unidos, de los que no se prevén grandes novedades respecto al dato previo. Desde el país norteamericano llegarán el índice hipotecario MBA y el presupuesto del Tesoro que no deberían tener ningún efecto significativo en el mercado.

En la agenda financiera del jueves cabe apuntar la producción industrial del Reino Unido y la reunión del Banco de Inglaterra, mientras que desde el otro lado del Atlántico llegará la producción industrial y la habituales peticiones semanales de desempleo.

La semana se cerrará el viernes con el PIB del Reino Unido, el IPC de España, la balanza por cuenta corriente de Alemnia o los indicadores de importación y exportación y el índice de confianza de la Universidad de Michigan en Estados Unidos.

Muy poca cosa, por lo que se presume una semana tranquila en las bolsas salvo que se vuelvan a producir nuevas tensiones en el sector financiero.

--

Artículos relacionados