ENERGÍA

Repsol e Iberia: combustible renovable para servicios de handling

Por vez pri­mera en España, ser­vi­cios de hand­ling en el ae­ro­puerto de Loiu (Bizkaia)

Aeréopuerto de Loiu, Bilbao.
Aeréopuerto de Loiu, Bilbao.

Repsol e Iberia Airport Services han lle­vado a cabo las ac­ti­vi­dades de hand­ling del ae­ro­puerto de Bilbao con un com­bus­tible re­no­vable 100%, la pri­mera vez que se rea­liza en España. Este pro­yecto es una ex­pe­riencia pi­loto, por la que ambas com­pañías uti­li­zarán du­rante el pró­ximo mes este com­bus­ti­ble, tra­tado en la planta de Petronor, para todas las ope­ra­ciones de aten­ción a los aviones y clientes en Loiu.

Este proyecto, que permite repostar con combustible renovable todos los equipos de Iberia Airport Services para prestar servicios de handling, ha sido presentada en Loiu con la presencia del director del aeropuerto de Bilbao, Iván Grande Merino, el director de Aeropuertos de Iberia, José Luis de Luna, el adjunto al CEO de Petronor, José Ignacio Zudaire, y el director de Movilidad de Repsol, Carlos Suárez.

En la presentación han recordado que los combustibles renovables son aquellos que se producen a partir de materias primas renovables y son cero emisiones netas, de manera que garantizan "una contribución efectiva a la transición energética de la industria aérea".

Según han explicado, los biocombustibles avanzados se fabrican a partir de residuos orgánicos como aceites vegetales usados, grasas animales y residuos agrícolas y forestales que no se destinan a la alimentación.

En concreto, Repsol fabrica y comercializa biocombustibles desde hace más de dos décadas, y desde 2019, incorpora residuos orgánicos en su fabricación. Según han precisado, en 2025, Repsol tendrá una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas de combustibles renovables y llegará a más de dos millones de toneladas en 2030, lo que le posicionará "como una empresa líder en la producción de estos combustibles en España y en Europa".

OPERACIÓN LOIU

En el transcurso del acto, se ha precisado que se trata de una experiencia piloto y, durante un mes, Iberia Airport Services suministrará a casi la totalidad de sus equipos de handling con 5.000 litros de combustible de Repsol, 100% renovable, tratado en la refinería de Petronor en Muskiz, a apenas 30 kilómetros del aeropuerto de Loiu.

En concreto, repostarán sus cintas, escaleras, grupos eléctricos y neumáticos, jardineras, tractores, plataformas y camiones de pushback, lo que supondrá la reducción de unas 12,5 toneladas de CO2 durante el próximo mes.

En la actualidad, Iberia Airport Services atiende en Loiu a nueve compañías, entre ellas Vueling e Iberia, y todas ellas, según han apuntado, "se verán beneficiadas por esta iniciativa pionera".

El director de Movilidad de Repsol, Carlos Suárez, ha destacado que esta iniciativa pionera, junto con Iberia y Petronor, en el aeropuerto de Bilbao, refuerza "el compromiso de Repsol con los combustibles renovables", que, según ha manifestado, es "una de las principales palancas para llegar a ser una compañía cero emisiones netas en el 2050".

"Los combustibles renovables son ya una solución que reduce las emisiones de CO2 del transporte y son compatibles con el parque móvil actual e infraestructuras de distribución y repostaje existentes sin necesidad de realizar ninguna modificación. Estos combustibles amplían el abanico de tecnologías para descarbonizar un sector tan importante como el de las operaciones en los aeropuertos", ha agregado.

El adjunto al CEO de Petronor, José Ignacio Zudaire, ha afirmado que es importante que la primera vez que se utiliza en todo el país un combustible renovable en las actividades de handling del aeropuerto sea en Bilbao.

A su juicio, es una "magnífica oportunidad" para subrayar su compromiso y capacidad industrial para la producción del citado combustible a partir de residuos en la refinería de Muskiz. En relación al nivel de producción actual que tienen de este tipo de combustible, ha señalado que es limitada pero tienen previsto llevar a cabo inversiones para producir a mayor escala. Zudaire ha estimado una inversiones de alrededor de 10 millones dirigidas a poder suministrar combustibles renovables.

"No hay ninguna duda que avanzamos, con sólidas bases industriales y tecnológicas, hacia la descarbonización del transporte con nuestro combustible cero emisiones netas", ha añadido.

Por su parte, el director de Aeropuertos de Iberia, José Luis de Luna, ha afirmado que en Iberia Airport tienen el "firme compromiso" de lograr en 2025 el objetivo de emisiones netas cero en sus servicios aeroportuarios de toda la red.

Para ello, según ha añadido, van a invertir más de 100 millones de euros en una treintena de iniciativas, entre las que se incluyen la electrificación de más del 80% de sus equipos, y la utilización de energías alternativas, como el HVO, un combustible que permite reducir las emisiones de los equipos un 100%".

El director del Aeropuerto de Bilbao, Iván Grande, ha puesto de relevancia que Aena apoya esta iniciativa en línea "con su papel de impulsor y facilitador del sector en materia de descarbonización del transporte aéreo".

"En Aena estamos trabajando en múltiples actuaciones que revolucionan completamente nuestro modelo de consumo energético pasado. Creemos en los nuevos combustibles como la mejor herramienta para luchar contra el cambio climático. El desarrollo de nuevas fuentes de energía limpias será crucial para la sostenibilidad del sector aéreo y de la movilidad en general", ha subrayado.

CONVENIO DE COLABORACIÓN Esta iniciativa, presentada este martes, forma parte del convenio de colaboración hacia una "movilidad más sostenible" firmado por Iberia y Repsol en el año 2021. Durante este tiempo, ambas compañías han colaborado en el proyecto Aviator, para analizar el impacto de las emisiones de aviación en la calidad del aire de aeropuertos.

Por otro lado, también realizaron el primer vuelo Madrid-Bilbao y los primeros vuelos de largo radio a Washington, Dallas y San Francisco con combustible sostenible producido a partir de residuos, y en enero de 2022 Iberia se integró en el consorcio SHYNE (Spanish Hygrogen Network), liderado por Repsol para acelerar el desarrollo del hidrógeno verde en España.

Asimismo, este año ambas compañías están ofreciendo a los clientes corporativos de la aerolínea la compra de combustible de origen sostenible, que les permite reducir las emisiones y descarbonizar sus viajes de empresa.

Además, el acuerdo estratégico entre Repsol e Iberia contempla para los próximos años una hoja de ruta para la promoción de los combustibles sostenibles de aviación (SAF).

Según ha explicado, este producto se elaborará en la primera planta de biocombustibles avanzados de España, en Cartagena (Región de Murcia), que está previsto que entre en funcionamiento en 2023. También en 2025, Repsol e Iberia tienen previsto operar con SAF sintético (e-fuel) producido en la planta de Petronor en Muskiz.

Artículos relacionados