BOLSA

PharmaMar, la presión de los genéricos

Los re­sul­tados de PharmaMar han caído como un jarro de agua fría en el mer­cado. Los ope­ra­dores han op­tado por re­tirar po­si­ciones de forma pre­ven­tiva tras co­no­cerse unos po­bres be­ne­fi­cios, apenas 1,4 mi­llones de euros en el primer tri­mestre frente a los casi 22 mi­llones con­ta­bi­li­zados un año an­tes.

Una debilidad que el laboratorio achaca a la caída de las ventas y al aumento de la inversión en I+D. Los ingresos totales de la compañía han mermado de los 53,2 millones de euros en marzo de 2022 hasta los 34 millones de euros de en este primer trimestre debido al duro impacto sufrido tras la llegada del genérico de trabectedina.

El descenso en las ventas de oncología también ha provocado un descenso del 40 % en los ingresos recurrente, hasta los 27,4 millones de euros. Las inversiones del grupo en I+D, por el contrario, se han elevado por encima de los 21 millones de euros, un 11 % más, como consecuencia principalmente de los diferentes ensayos en fase III que está llevando a cabo la compañía, así como el desarrollo de nuevas moléculas en etapas más tempranas del pipeline.

Con todo, PharmaMar ha cerrado el trimestre con una caja de 231 millones de euros y una deuda total de algo menos de 40 millones, lo cual suponen unos buenos niveles en línea con los mantenidos al cierre del pasado ejercicio.

La respuesta del mercado a los resultados, con el laboratorio inmerso además en un proceso de reestructuración del consejo, ha sido francamente negativa, intensificando la dinámica bajista observada desde finales del año pasado. La acción cae del orden de un 40 % en el ejercicio con un perfil nada halagüeño a corto plazo.

Artículos relacionados