Una de cal y otra de arena: Ribera habla de reformar el 'impuestazo', no de suprimirlo

La mi­nistra de transición se adapta ahora a las de­cla­ra­ciones de Pedro Sánchez

Teresa Ribera, vicepresidenta del Gobierno.
Teresa Ribera, vicepresidenta del Gobierno.

La vi­ce­pre­si­denta ter­cera y mi­nistra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha ex­pli­cado que el im­puesto sobre los be­ne­fi­cios de las em­presas ener­gé­ticas se di­señó en un mo­mento "extraordinario" y puede que en la ac­tua­lidad "no reúna los re­qui­si­tos" para ser per­ma­nente, por lo que aboga por su re­forma.

"No he oído a nadie hablar de suprimir nada, o sea que se trata de hacer las cosas bien", ha resumido la ministra en una entrevista con la cadena SER, donde ha señalado que lo importante es "ver cómo se formula porque ya no se trata de una solución puntual sino de algo que está pensando en una solución que dure más en el tiempo".

"Ya no se trata de una solución puntual, sino de algo que está pensado para que dure más en el tiempo", ha indicado Ribera en declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press. Las palabras de Ribera se alinean con las del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien confirmó que se está trabajando en el "rediseño" del tributo.

Eso sí, la ministra ha aseverado que en ningún momento ha oído a nadie decir que el impuesto se vaya a suprimir. "No he hablado de quitar nada, he hablado de hacer las cosas bien", ha matizado Ribera.

El impuesto vigente grava con el 1,2% la facturación obtenida en aquellas empresas con ingresos superiores a 1.000 millones de euros, excluyendo los negocios regulados y actividades fuera de España y extra peninsulares. El acuerdo entre PSOE y Sumar para formar Gobierno recogía la prórroga del gravamen extraordinario para empresas energéticas y la banca, con vigencia para este año y el siguiente.

HAY QUE TENER EN CUENTA LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA La vicepresidenta ha defendido que hay que estudiar como acoplar un impuesto que fue diseñado tomando como referencia los beneficios extraordinarios de estas empresas en un momento en el que aumentaron considerablemente por la subida de los precios energéticos.

Además, apunta Ribera, también hay que meter en la ecuación la transformación del sistema energético y la transición energética, que necesitará de una inversión "masiva" en los próximos años en redes, electrificación, eficiencia o energías renovables.

"Creo que nuestro compromiso es ser equitativos en cuanto a que quien tenga más pueda aportar más y asegurar el objetivo de política económica, ecológica y social clave, que es que se dedique una parte de los recursos del sector privado a facilitar esa transición", ha apostillado.

NO ACLARA LA PRÓRROGA DE LA REBAJA DEL IVA DE LA LUZ

Otro asunto sobre el que se ha pronunciado la vicepresidenta es sobre si el Gobierno va a prorrogar las ayudas energéticas que se han aprobado en el último año en los decretos anticrisis para abaratar la factura energética, como es el caso del IVA de la luz.

Al respecto, la ministra para la Transición Ecológica ha dicho que su departamento y el resto del Ejecutivo está trabajando en ver cuáles son las medidas de protección de los consumidores que conviene prorrogar y cuáles no.

Entre estas ayudas se encuentran la rebaja del IVA del recibo de la luz del 10% al 5% aplicado a los consumidores, empresas o particulares, con una potencia contratada de hasta 10 kilovatios y la aplicación del tipo impositivo del 0,5% del Impuesto Especial sobre la Electricidad.

"Algunas han perdido sentido y otras hay que mantenerlas y hay que ver en qué condiciones. En los próximos días y semanas se verá cual es la decisión de este Gobierno", ha zanjado Ribera.

Artículos relacionados