BOLSA

Iberpapel, esperar y ver

Después de un año sen­sa­cional en Bolsa con una re­va­lo­ri­za­ción por en­cima del 50%, los ana­listas em­piezan a dudar sobre la con­ti­nuidad del re­co­rrido de Iberpapel. Al menos a corto plazo. Esta des­con­fianza ha ido cre­ciendo tras la caída de los in­gresos mos­trada al cierre del tercer tri­mes­tre. Un pe­ríodo mar­cado por la fuerte pre­sión sobre el sector eu­ropeo del pa­pel.

Los nueve primeros meses del ejercicio, reconoce la compañía, se han caracterizado por una clara desaceleración de la demanda en Europa del papel de impresión y escritura no estucado, del orden del 26%. A etas fuertes tensiones se ha unido a un significativo volumen de importaciones procedentes, sobre todo, de países asiáticos.

Aunque el contexto es complicado para todas las empresas europeas del sector, Iberpapel ha realizado un notable esfuerzo para defender tanto el precio de venta como el margen. Gracias a ello, el resultado neto, sin la venta de Uruguay, ha sido de 13,77 millones de euros, un 122% superior al contabilizado a septiembre del pasado anterior, pese a que la cifra de negocios ha descendido más de un 17% para quedar por debajo de los 190 millones de euros.

Entre los aspectos que más preocupan se encuentra el descenso al 66% de la capacidad de utilización respecto al 91% del mismo período en 2022, así como los altos costes de producción debido al incremento de las materias primas y la energía, aunque en este caso se espera una progresiva moderación en la recta final del ejercicio.

Teniendo en cuenta la venta de su negocio en Uruguay, el beneficio neto del grupo se ha multiplicado casi por seis, hasta los 34,9 millones de euros frente a los 6,2 millones contabilizados hace un año.

Pese a estas cifras extraordinarias y la favorable reacción del mercado, algunos operadores técnicos consideran que al valor no le queda ya demasiado recorrido a corto plazo al encontrar una dura resistencia cerca de los 22 euros por acción. Estos niveles marcarán en buena medida el devenir de la cotización en las próximas semanas. Si logra superarlos en un escenario muy favorable podría dispararse hasta los 25 euros, pero con las recogidas de beneficios en ciernes parece difícil alcanzar este objetivo en un período razonable de tiempo.

Artículos relacionados