TRIBUNA DE OPINIÓN

El euríbor confirma la tendencia a la baja y termina el año en el umbral del 3,58%

Euribor
Euribor

Manuel Pinto (1) . El eu­ríbor cierra di­ciembre con­fir­mando la ten­dencia a la baja de las úl­timas se­manas y ter­mina el año en el um­bral del 3,58%, mí­nimos desde el pa­sado mes de abril.

Uno de los principales motivos sigue siendo la desaceleración de los precios. La tendencia a la desinflación global está ganando fuerza a medida que vamos terminando el año. En el caso de Europa, el IPC registró en noviembre un crecimiento del 2,4%, cuando la previsión del mercado era del 2,7%, y supone la lectura más baja desde julio de 2021.

El principal motivo es la bajada en el coste de la energía, aunque la inflación subyacente, que excluye los alimentos y energía, también se ha relajado en noviembre al 3,6% desde el 4,2% del mes anterior.

Las proyecciones de cara a los próximos meses permiten ser optimistas en la evolución de los precios, aunque siempre podemos encontrar momentos de incertidumbre o volatilidad. En estos momentos hay que tener en cuenta diversos riesgos inflacionarios, como los conflictos geopolíticos existentes en Ucrania y en Oriente Medio, a los que se pueden sumar episodios puntuales, como la situación actual en el Mar Rojo. Estos eventos pueden no solo encarecer el precio de las materias primas, sino que además podrían generar alteraciones en las cadenas de suministros.

La evolución en los precios también vendrá marcada por la demanda. Una de las mayores preocupaciones es si finalmente conseguirá la zona común librarse de la temida recesión. Según las últimas estimaciones, la economía se contraerá a final de año por segundo trimestre consecutivo, entrando por tanto en recesión técnica. Esta evolución a la baja está liderada por Alemania, la economía más grande de Europa, que sigue luchando por mejorar su maltrecho sector manufacturero, acosado además por su crisis presupuestaria, las dudas políticas y la debilidad de la demanda.

En los últimos datos reportados por el INE, el número de hipotecas constituidas sobre viviendas en España bajó un 22,3% en octubre respecto al mismo mes de 2022, hasta sumar 31.921 préstamos, con un tipo de interés medio que siguió al alza, alcanzando el 3,32%, su cifra más alta desde diciembre de 2015, con el 45% de la hipotecas a tipo de interés variable, incrementando progresivamente este número ante la expectativa de una caída en los tipos de interés.

En estos momentos el mercado descuenta hasta seis recortes de tasas en 2024 por parte del BCE, lo cual debería ir en línea con la evolución del euríbor. Esto podría ser de gran ayuda para aquellas personas con hipotecas a tipo variable, que podrían ver cómo cualquier persona a partir de febrero, si todo continuase en la tendencia actual, podrían refinanciar su hipoteca a tipos más económicos. Además, podría favorecer la actividad en el sector inmobiliario, y una posible subida en el precio de la vivienda.

Desde XTB pensamos que el euríbor continuará bajando en las próximas semanas, gracias al impulso a la baja de la inflación derivada de una menor demanda y a las futuras decisiones de los bancos centrales, con el fin de estimular la economía. En ese contexto, y según la evolución del euríbor en otros períodos de importantes recortes como en los años 2000 y 2008, no sería de extrañar que el tipo de interés de referencia caiga hasta niveles cercanos al 2% a lo largo del año.

Mientras que el BCE no se atreve a pronosticar el número de recortes de tipos ni las fechas, el mercado descuenta en estos momentos que las tasas bajarán 150 puntos básicos y que el primer recorte podría llegar en abril. Para ello tenemos por delante varios datos de inflación y de crecimiento que irán anticipando o aplazando la toma de decisión. Pero todo apunta que al menos para los deudores, 2024 será un año de desahogo y recuperación.

(1) Manuel Pinto es analista de XTB

Artículos relacionados