Endesa contribuye a la conservación de la biodiversidad y el desarrollo local con más de 2.000 empleos

Conservación de bosques de Endesa.
Conservación de bosques de Endesa.

Endesa, a través desuu fi­lial E-distribución, des­pliega un im­por­tante dis­po­si­tivo de tala y con­ser­va­ción de bos­ques que con­tri­buye al desa­rrollo local y a la bio­di­ver­sidad de las zonas en las que opera. La fi­lial de Endesa des­ti­nará a estos tra­bajos una in­ver­sión cer­cana a los 20 mi­llones de euros anuales en el pró­ximo trienio que per­mi­tirán mo­vi­lizar más de 2.000 em­pleos lo­cales al año.

E-distribución, la filial de redes de Endesa, desarrolla la actividad de tala y poda de redes eléctricas, que consiste en el mantenimiento preventivo de su red de distribución eléctrica y de las masas forestales que la rodean con un doble objetivo: por un lado, asegurar la continuidad del suministro eléctrico para todos los clientes y, por otro, reducir el riesgo de incendios, especialmente en el período estival.

Cada tres años, e-distribución contrata la actividad a diversas empresas que realizan estos trabajos en los meses de otoño e invierno en las seis Comunidades Autónomas donde opera las redes de distribución (Aragón, Cataluña, Baleares, Andalucía, Extremadura y Canarias), adecuando sus actividades a las normativas autonómicas para que los más de 316.000 km de líneas que gestionan en toda España estén listas para el verano, época en la que el riesgo de incendios aumenta.

Para el nuevo período 2024-2026 acaba de adjudicarse la licitación a 15 empresas que se dedicarán a mantener las masas arbóreas que rodean las redes de distribución eléctrica, desplegadas en una extensión cercana a los 195.500 kilómetros cuadrados.

A los beneficios medioambientales de las labores de tala y poda se suma el impacto positivo de esta actividad a nivel de desarrollo socioeconómico local, gracias a una inversión que ronda los 60 millones durante los tres próximos años repartidos entre las diferentes áreas en función de su extensión y de las características de las masas forestales que rodean las líneas aéreas.

Si nos centramos en el empleo local creado, la campaña de tala y poda en torno a las líneas de e-distribución emplea a 2.080 personas al año, de los que más de la mitad se localizan en Andalucía y Extremadura, 584 en Cataluña, 187 en Aragón, 116 en Canarias y 80 en Baleares.

En esta licitación, al igual que en la anterior que cubrió el trienio 2020-2023, se ha incluido un factor K de contratación de personas en riesgo de exclusión social, con un mínimo de una persona por lote (existen 70 lotes en toda España). Esto permite favorecer durante la licitación a las empresas participantes que se comprometen a contratar a personas de este colectivo para ayudar a su integración.

Artículos relacionados