Monitor diario

Destinado a tres mo­de­los: Tesla Model 3, Volvo EX30 y BYD Atto 3.

CaixaBank flexibiliza el renting para impulsar el vehículo eléctrico

En aso­cia­ción con Arval, lanza una con­tra­ta­ción es­pe­cí­fica para una se­lec­ción de co­ches 100% eléc­tricos

Coche eléctrico.
Coche eléctrico.

CaixaBank, a través de su fi­lial CaixaBank Payments & Consumer, y en el marco de su acuerdo es­tra­té­gico con Arval, líder en ren­ting y so­lu­ciones de mo­vi­li­dad, ha fle­xi­bi­li­zado las con­di­ciones de ren­ting que ofrece a sus clientes para im­pulsar el uso del coche eléc­trico, de ma­nera que se podrá cam­biar de vehículo a los 12 meses sin costes de can­ce­la­ción, según in­forma la en­tidad ban­ca­ria.

Esta nueva fórmula se ha diseñado para tres modelos concretos de coches eléctricos: Tesla Model 3, Volvo EX30 y BYD Atto 3. Los usuarios que contraten en renting estos vehículos tendrán la opción, tras un año de uso, de cambiar de modelo y tecnología de coche.

El objetivo de CaixaBank y Arval con esta nueva modalidad de renting es, según informa una nota conjunta, fomentar la transición al vehículo eléctrico a través de una fórmula que permita a los usuarios probar la tecnología eléctrica sin un compromiso a largo plazo.

Esta flexibilización de un contrato de renting es pionera en este negocio y ayuda a los conductores a conocer de primera mano la usabilidad de los coches eléctricos, descubrir la tecnología y valorar durante un año si cumple sus expectativas y cubre sus necesidades.

Desde el punto de vista contractual, si a los 12 meses el cliente desea conservar el coche, se mantiene el contrato hasta alcanzar entre 3 y 5 años, los habituales en el renting, según el modelo. Sin embargo, si el cliente decide cambiarlo, puede rescindir el contrato sin costes de cancelación y dar de alta un nuevo contrato de renting con otro vehículo de otra tecnología, marca y modelo del mercado al que el cliente pueda acceder.

Esta iniciativa es fruto del acuerdo estratégico entre CaixaBank y Arval, que se selló en 2010 y que ha situado a ambas compañías como líderes del negocio de renting de vehículos en España.

CaixaBank ha puesto también en marcha un proyecto de coches eléctricos compartidos (car sharing) para sus empleados. El proyecto, denominado ‘Sharing Hub’ y también desarrollado de la mano de Arval, se ha lanzado en fase piloto en uno de los centros corporativos de CaixaBank en Barcelona, concretamente en el HUB01.

Los empleados que trabajan en el HUB01 podrán reservar a través de una app habilitada para este servicio cualquiera de los dos coches eléctricos que se han puesto a su disposición durante esta fase piloto para desplazamientos durante la jornada laboral e incluso para uso personal durante los fines de semana.

El objetivo de la iniciativa es promover la movilidad sostenible de los empleados de CaixaBank a través de esta fórmula de car sharing con vehículos eléctricos y contribuir así a reducir la huella de carbono durante sus desplazamientos.

Impulso y ayuda a la sostenibilidad

CaixaBank es una entidad con un fuerte vínculo histórico con el impacto social de su actividad. Por ello, asume la responsabilidad de impulsar una economía positiva para el bienestar de las personas. Con este propósito ha desarrollado un Plan de Banca Sostenible para el periodo 2022-2024, integrado en el Plan Estratégico de CaixaBank, que recoge su propuesta para contribuir a resolver retos como la desigualdad, el cambio climático y el desempleo.

El apoyo a la movilidad sostenible se encuentra dentro del marco de actuación de CaixaBank con el consumo responsable y de su objetivo de convertirse en entidad de referencia en banca de particulares a través del desarrollo y comercialización de soluciones sostenibles. La entidad financiera ha fijado una serie de compromisos, entre los que se encuentra movilizar 64.000 millones de euros en finanzas sostenibles hasta 2024 a través de soluciones y productos para particulares y empresas.

Artículos relacionados