El sector se queda en tierra de nadie tras una co­rrec­ción del 5% pero con una subida del 30% en el año

Los bajistas ven negocio a corto plazo en los bancos más pequeños y los castigan en Bolsa

Suben la apuesta contra Bankinter y Unicaja, los dos más es­pe­cu­la­tivos del se­lec­tivo

Guerrero y Dancausa , un equipo roto.
Guerrero y Dancausa , un equipo roto.

La banca está a punto de ce­rrar un año in­dis­cu­ti­ble­mente bueno si se ana­liza de forma glo­bal. Después del parón na­vi­deño, el sector vuelve a la pa­lestra bur­sátil con una subida acu­mu­lada en el año que roza el 30%. Es la mayor desde que el ín­dice echó a andar y la ter­cera anual con­se­cu­tiva. Hasta ahí, nada que dis­cutir sobre el que ha sido, con mucha di­fe­ren­cia, el sector es­trella del año bur­sátil con todo el viento a fa­vor. Pero la gracia de dios no se re­parte por igual. Los bancos de­menor ta­maño, como Bankinter y Unicaja, su­fren un cas­tigo de los fon­dos.

La imparable y rápida subida de los tipos de interés hasta el 4,5% en la zona euro ha propulsado la valoración del sector hasta niveles no vistos en los últimos cinco años. Pero el rebote se ha producido a tres velocidades muy distintas. Por un lado, la de los dos grandes bancos, BBVA y Santander, que marcan diferencias con subidas del 46% y del 36% respectivamente. Un escalón por debajo se sitúa la subida del 28% de Sabadell.

Bankinter y Unicaja, un desastre

Por su parte, CaixaBank se queda en posición favorable pero con una subida de poco más del 1%. Y por abajo, Bankinter y sobre todo Unicaja se quedan totalmente descolgados con descensos del 5% y del 13% respectivamente. Descensos que, sobre el papel deberían ser más que suficientes para tener a raya a los inversores bajistas, que deberían buscar fortuna en las entidades que más han subido y que por lo tanto parecerían más abocadas a una corrección significativa.

Algunos bolsistas encuentran explicación de los cambios ocurridos en Bankinter (salida de Guerreo y 'ascensión" a la presidencia no ejecutiva de Dancausa) al hecho de que el comportamiento de Bankinter es manifiestamente mejorable desde la venta de la aseguradotr Línea Directa. Aquello fue como "pan para hoy y hambre para mañana", lo que hace que las perspectivas del banco no sean muy favorables, en opinión de los analistas.

Pero nada más lejos de la realidad. Mientras que BBVA, Santander, Sabadell y CaixaBank navegan en bolsa sin posiciones bajistas significativas (no quiere decir que no las haya, pero sólo se hacen públicas las que alcanzan el 0,5%, y hace mucho tiempo que no hay rastro de estas apuestas), Bankinter y Unicaja acaparan 'cortos' de algunos de los fondos especulativos más activos en el mercado español.

"Creo que tiene que ver con el tamaño. Los 'hedge funds' detectan que pueden haber debilidad en los bancos de más baja capitalización y menor diversificación geográfica. Lo primero porque al ser menos líquidos su cotización es teóricamente más vulnerable. Y lo segundo, porque a medio plazo las entidades que dependen al 100% del mercado español pueden sufrir más en un escenario de tipos de interés a la baja", señala un veterano bolsista.

La realidad es que, en estos momentos, los 'hedges' tienen casi el 2% de Bankinter. Una apuesta de algo más de 100 millones de euros a precios de mercado que es la más importante del momento en un banco español. Se la reparten tres fondos: Point 72 Europe, Canada Pension Plan Investment Board y Wellington Management. Mucho más discreta todavía es la presencia de estos vehículos en el capital de Unicaja.

Posiciones más que cortas

Tanto es así, que el banco ha recibido la primera posición corta desde la fusión de Unicaja y de Liberbank. Ha llegado de la mano del 'hedge' francés Capital Fund Management, que se juega a la baja el 0,5% de las acciones de la entidad, cuyo valor en Bolsa se ha reducido por debajo de los 2.400 millones de euros después de una caída superior al 10% en lo que va de año en medio de especulaciones sobre el futuro ocupante de la presidencia.

Se da la circunstancia de que, en este tramo final del año, los bajistas están centrando el tiro en dos bancos que están realizando cambios muy importantes en sus cúpulas. Sin embargo se trata de casos muy distintos. En el de Bankinter, una persona de la casa como Gloria Ortiz da continuidad a la etapa de María Dolores Dancausa como CEO, mientras que el sustituto de Manuel Azuaga en Unicaja es toda incógnita.

Artículos relacionados