Entrará en los mer­cados de Madrid y la Comunidad Valenciana en el primer cua­tri­mestre de 2024

Eltex prevé duplicar su negocio en 2024 basado en la instalación fotovoltaica

La com­pañía ins­ta­la­dora de placas so­lares tri­plica la fac­tu­ra­ción en 2023

Eltex
Eltex.

El ne­gocio re­no­vable no es cosa solo de las grandes eléc­tri­cas. Ni si­quiera de las co­mer­cia­li­za­do­ras, cuyo mer­cado crece, lento pero se­guro. Para que ambas puedan desa­rro­llarse y acaben por dar la vuelta al mix ener­gé­tico de España, las ins­ta­la­doras se ha si­tuado, junto a los pro­pios equi­pos, el nudo gor­diano de la ac­ti­vidad fo­to­vol­taica. El ritmo de cre­ci­miento de al­gunas em­presas de este tipo es es­pec­ta­cular dada el en­ca­re­ci­miento del re­cibo de la luz.

En ese mercado, Eltex cerrará 2023 con un volumen de negocio próximo a los nueve millones de euros que casi triplicará el del año anterior, en un ritmo de crecimiento que se mantendrá en 2024 para situarse entre los 17 y los 24 millones de euros.

El objetivo oficial es alcanzar los 30 millones en cifra de negocio en 2025 aunque dado el trimo de crecimiento parece que la cifra puede ser superada. Al menos esa es la planificación que el joven fundador de la compañía, el belga Charles Deknudt (25 años) se ha marcado en el mercado español. Y todo bando en un cliente diferencial, el particular, y en una estrategia territorial cuidadosamente preparada que, en 2024 supondrá la entrada en Madrid y en la Comunidad Valenciana (actualmente opera en Cataluña y Baleares) y en el difícil mercado de los clientes corporativos.

Eltex es una compañía especializada en la instalación de placas solares para particulares creada en Bélgica junto a su socio Edrit Salijaj con 80.000 euros de inversión y que hoy tiene actividad en cuatro países de Europa: Bélgica, España, Francia e Italia. En la estrategia de ambos empresarios, el crecimiento es lo primero de ahí que Deknudt dirija, como consejo delegado, la empresa en España donde opera desde Barcelona y Salijaj la empresa belga.

En apenas dos años y medio, como señala el propio Charles Deknudt, “hemos ido creciendo España] pese a la saturación que marca el mercado. El año pasado facturamos 3,3 millones de facturación y este año prevemos entre siete y nueve millones de facturación”. Eso se traduce en cerrar 2023 con una potencia instalada próxima a los 4.000 kilovatios (Kwp), el doble de 2022. Dicho de otro modo, en apenas dos años y medio, la compañía ha puesto en operación 8.000 placas fotovoltaicas en más de mil hogares y, en 2024, espera alcanzar las1.500 instalaciones con 15.000 paneles en funcionamiento.

Aparte de gigantes como Elecnor, Coxabengoa, las grandes ingenierías y constructoras, un batallón de pequeñas y medianas empresas se encarga de instalar las placas solares que, arropadas por las subvenciones europeas, crecen en los tejados de los hogares españoles. Y ahí, la diferenciación de marca parece haberse convertido también en la clave para convertirse en actor destacado ante el consumidor final. Aquél que decide invertir en electrificar su domicilio para rebajar su factura energética tan maltratada en los últimos años.

Para Eltex, ya no se trata -solo- de ser un instalador local reconocido. Se trata de buscar formas para ampliar su mercado y configurarse en un actor independiente. La independencia se ha situado como el valor clave de la compañía y se refleja incluso en la composición accionarial de la compañía ya que el primer ejecutivo es el primer accionista de Eltex en España, con el 60% del capital (el otro socio belga tiene el 40% restante).

Actualmente, Eltex cuenta con 80 empleados en España distribuidos entre la propia Eltex, una comercializadora, Electro Solar y una filial instaladora, Bilfers.

“Dado el mercado hemos encontrado el camino para crecer. Básicamente gracias una estrategia basada en la calidad del producto y la proximidad al cliente”, asegura el consejero delegado de Eltex España. El foco de la actividad de la empresa está claro: “tenemos la instalación, la gestionamos directamente, no subcontratamos nada y luego ofrecemos una gestión integral al cliente; lo que incluye desde la gestión de las subvenciones con un servicio de atención al cliente que va más allá de la instalación para mantenimiento, dudas, etc.”, asegura Deknudt.

“Me sorprendió la cantidad de empresas que se centraban en una instalación rápida realizada por un instalador externo, que terminaban la relación con el cliente cuando la instalación estaba hecha. Fue en ese momento cuando nació la idea de crear una comunidad sólida, con la idea de estar allí para sus clientes durante todo su viaje; es decir, antes de la instalación para asesorarlos, durante la instalación y después para resolver cualquier duda que puedan tener”.

Nuevos tiempos, nuevos modos

Si embargo, aunque la gestión de cada país se realice atendiendo a las necesidades y características de cada mercado específico, Eltex mantiene en cada uno de ellos los valores fundacionales, la misma política de marca y el know how de la firma. “Al trabajar con pocas referencias de calidad éstas permiten, a su vez, crear marca y darnos un posicionamiento en el mercado muy fuerte. No es solo creación de venta sino también creación de goodwill, atracción del mercado”, añade Deknudt.

Centrada en el asesoramiento e instalación de las placas fotovoltaicas, Eltex ‘compensa’ con asesoramiento a sus clientes los dos servicios que no presta: ni financiación, ni comercialización de la electricidad que genera la planta doméstica. Para ello, en el lado de la financiación, la compañía cuenta con acuerdos con partners financieros como BBVA, Banco Sabadell, Cetelem, Sabadell y Pontio (financiera más vinculada a la nueva banca) para ofrecer a sus clientes una solución al primer ‘freno’ que supone la transformación de las viviendas a la energía limpia.

La gestión de la energía generada por la instalación se realiza “con algún partner, pero nosotros no lo desarrollamos directamente”, dice Charles Deknudt. Eltex asesora a cada cliente sobre su relación con las distribuidoras. Según su consejero delegado, “estamos desarrollando internamente implementar este servicio; pero esto vendrá a futuro, no queremos poner una fecha”.

El plan de la empresa es iniciar la entrada en los nuevos mercados entre marzo y abril de 2024; aunque antes deberá formar su nueva fuerza de ventas “sin oficina física por el momento” y reforzarla “a nivel de call center y estrategia de marketing digital”.

“Nuestro modelo de negocio no tiene inversión en placas relevante, aunque si es de financiación en circulante.; lo que nos permite ser autosuficientes financieramente. La expansion, no es intensiva en activos sino en creación de equipos, trabajo de campo. Es más de Opex [Gasto Operativo] que de Capex [Gasto de Capital] y esa inversión es rápidamente rentabilizada”, concluye Eknudt.

Artículos relacionados