BOLSA

Acerinox mantiene el pulso

El tirón de Acerinox en los dos úl­timos meses tiene muy es­pe­ran­zados a sus ac­cio­nis­tas. Una pers­pec­tiva que com­parten mu­chos ana­listas ante el pre­vi­sible au­mento en la vi­si­bi­lidad de la de­manda como ca­ta­li­zador a medio plazo des­pués de un año muy com­pli­cado.

En un entorno muy complejo, el beneficio del grupo se ha resentido en los nueve primeros meses del ejercicio al caer un 53%, hasta los 384 millones de euros, debido a la caída del 27% registrada por la facturación que se situó en 5.079 millones de euros a septiembre.

La situación geopolítica y las circunstancias macroeconómicas han tenido una fuerte incidencia en la demanda real del grupo, pero ya se empiezan a observa señales de la reactivación de la actividad en este último trimestre del año gracias a la progresiva normalización de los inventarios a una y orilla el Atlántico.

A ello se suma la positiva marcha de la cartera de pedidos en la División de Aleaciones de Alto Rendimiento tanto en volúmenes como en márgenes, lo cual supone más del 20% del beneficio bruto de explotación, así como la posible venta de su planta de Malasia tras las fuertes pérdidas acumuladas ante la fuerte competencia de China.

Todos estos hacen pensar a los analistas que al grupo todavía le queda potencial alcista, a pesar de cotizar muy cerca de sus máximos anuales. Entre los más optimistas se sitúa Citigroup con un precio objetivo de 12,9 euros por acción, lo cual implica un potencial de revalorización del orden del 30%. Señalan, además, que la rentabilidad anual por dividendo esperada del 6% supone un colchón los suficientemente atractivo para asumir el riesgo.

JP Morgan, por su parte, ha reafirmado su consejo de 'sobreponderar' las acciones de Acerinox tras mejorar su precio objetivo de 10,7 a 11,8 euros por acción.

Artículos relacionados