ANÁLISIS

Los tipos de interés y los mercados siguen ajenos a las guerras

La Fed actúa y deja sin mo­di­ficar el coste del di­nero en EEUU

Jerome Hayden Powell , FED.
Jerome Hayden Powell , FED.

Mientras se desa­rrolla un torneo ca­ba­lle­resco entre in­ver­sores y bancos cen­trales sobre la evo­lu­ción de los tipos de in­te­rés, las bolsas de va­lores mun­diales se en­frentan a la com­pe­tencia de otros mer­cados pri­vados que fa­ci­litan la fi­nan­cia­ción de las em­presas sin los in­con­ve­nientes de los mer­cados pú­bli­cos, es de­cir, las bol­sas.

Los mercados privados, estiman los analistas, negocian ya la escalofriante cifra de 22,6 billones de dólares.

El director ejecutivo de Globocap, Myles Milston, afirma que: “aunque las bolsas de valores consigan aumentar sus niveles de contratación ya no serán la institución dominante que han sido en el pasado; las bolsas tendrán que adaptarse a una nueva competencia financiera porque de otra forma corren el riesgo de ser irrelevantes”.

Ahora bien, en la contienda entre financiación pública o financiación privada no parece que sea, al menos por ahora, una preocupación esencial del parqué público español. Sea esto cierto o no, la verdad es que cada vez hay menos IPOs; pocos o nuevos inversores acuden a la Bolsa para desarrollar sus actividades.

Reunión de la Fed

Los analistas ya aseguraban -y así se ha confirmado, con el mantenimiento de los tipos- que la reunión este jueves de la Reserva Federal (Fed) no aportaría nada al debate, ya que no ha modificado las tasas, los inversores y los bancos centrales empiezan a mirar de manera distinta la evolución del coste del dinero.

En el caso de la Reserva Federal su presidente Jeróme Powell parece que todavía desconfía de una corrección de la inflación a la vista de la evolución del mercado laboral estadounidense y el gasto de los consumidores.

Las cifras de empleo en los Estados Unidos en noviembre registraron un incremento de 199.000 puestos de trabajo, bastante por encima de los 150.000l empleos creados en octubre. Un nivel de paro del 3,7% inferior también al 3,9% de octubre, datos que, sin embargo, lejos del 2% como objectivo, todavía pueden constituir una seria preocupación para la Reserva Federal en su política anti inflacionista. Los tipos de interés, 5,25-5,50, se mantendrían hasta por lo menos el próximo otoño.

Esas cifras de empleo de noviembre están muy influidas por la finalización de la huelga decretada por la United Autoworkers Union en el sector del automóvil. La finalización de la huelga supone un retorno al trabajo y la creación de unos 30 mil empleos.

Los inversores estadounidenses y europeos argumentan, por su lado, que la economía global está perdiendo fuelle de manera que las expectativas inflacionistas se están desvaneciendo.

Subrayan los inversores las caídas en las cotizaciones del petróleo y de las materias primas, en definitiva su argumento no es otro que las expectativas de crecimiento no se ajustan a una política monetaria restrictiva . Finalmente están las expectativas también inciertas de que las guerras de Ucrania y Gaza supongan para la inversión y la recuperación de la economía. En espera de los nuevos datos de inflación en Estados Unidos y las eventuales repercusiones de las guerras en los mercados financieros, los muertos, niños, mujeres, no forman parte de la preocupación de los mercados financieros.

Artículos relacionados