Los in­ver­sores fo­rá­neos com­praron por valor de 38.000 mi­llo­nes, casi el 50% del au­mento

Los extranjeros y los fondos de inversión financian la creciente deuda española

El en­deu­da­miento del Estado au­mentó en más de 80.000 mi­llones a sep­tiembre

Deuda pública.
Deuda Pública en España.

Los in­ver­sores ex­tran­je­ros, los par­ti­cu­lares y los fondos de in­ver­sión se han cons­ti­tuido este año como los fi­nan­cia­dores de la deuda del Estado. Desde enero hasta sep­tiem­bre, la deuda del Tesoro se in­cre­mentó en 81.113 mi­llones de eu­ros, hasta si­tuarse en los 1,317 bi­llones de eu­ros. El Banco de España ha man­te­nido las po­si­ciones en deuda li­ge­ra­mente por en­cima de los 400.000 mi­llones de eu­ros. Pero el total de la deuda pu­blica -incluyendo el total de las Administraciones- fue de 1,577 bi­llones a sep­tiem­bre, el 109,9% del PIB, tras una re­duc­ción de 1,3 pun­tos.

Esto supone una variación de 14.297,14 millones de euros en comparación con el mes anterior, según datos y la estadística del Banco de España. En relación a 2018, la deuda pública cerró en 1.173.107 millones de euros en 2022, frente a los 384.661 millones de euros antes de la crisis en 2007.

Los inversores extranjeros han comprado aproximadamente la mitad de la deuda emitida. Su comportamiento ha repetido las pautas de los últimos meses. Desde el año 2017 en que sus posiciones se situaron muy cerca del 49% han reducido sus tenencias hasta cerca del 40%. Entre enero y septiembre, sus compras de títulos públicos alcanzaron los 38.181 millones de euros.

Calificaciones crediticias

El comportamiento de los inversores foráneos se ve muy afectado por las calificaciones crediticias otorgadas a España. En el último trimestre, la agencia Moody’s lanzó una alerta de riesgo para la solidez de los activos españoles debido a los acuerdos de investidura de Pedro Sánchez. Poco después la agencia Fitch confirmaba el rating de España tras esta misma investidura.

Los inversores particulares se han visto espoleados este año por las elevadas rentabilidades de los activos del Tesoro, sobre todo las letras. En los nueve primeros meses de este año, los particulares han comprado títulos del Estado por importe de 20.156 millones de euros. Estos inversores han decidido lanzarse a comprar títulos de forma directa en el Banco de España, ante la decisión de las entidades financieras de aplazar la remuneración de los depósitos.

Los fondos de inversión, instituciones que pertenecen a la banca, han sido los terceros financiadores de la deuda emitida por el Estado. Han adquirido activos públicos por importe de 14.010 millones de euros, con lo que sus carteras de bonos y letras se han situado en los 43.293 millones de euros.

Financiación

Los títulos de deuda pública emitidos por un país constituyen instrumentos de financiación del déficit público. Salvo en contadas ocasiones en que se ha podido reducir la deuda en momentos de superávit presupuestario, la deuda ha reflejado siempre la refinanciación de títulos que habían vencido, así como la cobertura del déficit del año en curso.

Las diferentes crisis que se han producido en la economía, la del coronavirus, la guerra en Ucrania o las quiebras de bancos a ambos lados del Atlántico han conducido a un incremento de la deuda emitida en casi 300.000 millones de euros. En el segundo trimestre, la deuda de España se situaba en el 111,2% sobre el PIB.

Deuda total

La deuda publica alcanzó los 1,577 billones de euros en septiembre, situándose en el 109,9% del PIB, tras una reducción de 1,3 puntos. La deuda del Estado alcanzó los 1,412 billones de euros, con un incremento interanual del 6,3%, en tanto el capítulo de otras unidades de la administración central (Sareb, banco malo y otras) se situó en los 41.000millones, con una reducción del 11,7% sobre el año anterior.

La deuda de la Seguridad Social llegó a 106.000 millones, un 7,5% más que en el mismo periodo de 2022. La deuda de las comunidades autónomas creció a 320.000 millones, con alza del 1,7%. Y los ayuntamientos elevaron su endeudamiento un 2,3%, hasta los 23.000 millones.

Artículos relacionados