La cifra de ne­gocio diaria apenas su­pera los 1.000 mi­llo­nes, una de las más bajas

El rally histórico del Ibex 35 de final de año se ensombrece por la muy baja contratación

La subida hasta ni­veles pre­pan­demia no en­gancha a más in­ver­so­res, todo lo con­trario

Ibex 35.
Ibex 35.

Quizá por ines­pe­rada o quizá por rá­pida, la his­tó­rica vuelta del Ibex 35 por en­cima del nivel de los 10.000 puntos no está le­van­tando de­ma­siado en­tu­siasmo entre los in­ver­so­res. Al menos a los que es­taban fuera del mer­cado. El rally que lleva la ga­nancia anual del se­lec­tivo hasta el 22% no está en­gan­chando a nuevos com­pra­do­res, como de­mues­tran unas ci­fras de con­tra­ta­ción en bolsa que no pasan de dis­cre­tas, en línea con lo que viene ocu­rriendo todo el año.

Los números dicen que este mes de noviembre -el Ibex ha ganado un 11%- sin precedentes por alcista desde hace exactamente tres años se están contratando apenas 1.000 millones de euros diarios de media. Una cifra pobre, que apenas ha crecido en esta última semana de euforia. Las cotizaciones avanzan, sí, pero lo hacen sin un aumento significativo de la actividad. Un hecho que preocupa a los bolsistas más veteranos.

"No hay rally verdadero si no hay un volumen de compras significativo que lo soporte. La subida tiene un carácter muy especulativo y no estamos viendo que se estén subiendo al carro nuevos inversores. Todo ha ido muy rápido y la actitud de cautela de muchos gestores no ha cambiado. Han preferido quedarse fuera de la subida que asumir riesgos a las actuales valoraciones", señalan en una gran firma de bolsa nacional.

La realidad es que sólo en noviembre se ha gestado la mitad de toda la subida del Ibex 35 en el año. Un avance que pone al índice español al frente de Europa junto al italiano. Un tirón que la mayoría no esperaba y que, según los bolsistas más sesudos, necesita una corrección a corto plazo. Todo hace indicar que el Ibex se va a tomar un descanso a las puertas de los 10.100 puntos, nivel que supone la vuelta a los niveles precovid.

Con el último mes de año ya en marcha y un optimismo generalizado en las bolsas ante la expectativa de que los tipos de interés altos se mantendrán durante menos tiempo de lo esperado, parece incuestionable que los mercados de acciones se han comido gran parte de su potencial alcista. O, lo que es lo mismo, que el potencial rally de Navidad tiene ahora las patas más cortas, al menos en un puñado de valores clave.

Una simple ojeada a las valoraciones de los analistas dice que valores que han fijado máximos históricos en noviembre como ACS tienen el potencial agotado. Lo mismo ocurre en otro grande como Naturgy. Y otras compañías también en máximos históricos como Indra o Inditex necesitan un descanso, Como los bancos, que suben alrededor de un 35% en lo que va de año y donde pronto llegarán las realizaciones de beneficios.

"Las subidas tan rápidas suelen tener después una digestión pesada. Y hay que tener en cuenta que, como señala el volumen de negocio, el rally no tiene el soporte de una fuerte entrada de dinero con vocación de quedarse a medio plazo. Cualquier mala noticia puede provocar un giro brusco a corto plazo del que el Ibex, el mejor índice europeo en noviembre, podría ser el mayor damnificado", señala un veterano gestor.

La macro, en contra

De momento, los últimos datos macro no han reventado la fiesta. La inflación ha bajado tres décimas más de lo previsto en la eurozona, hasta el 2,4%. Y en Estados Unidos, el deflactor subyacente del consumo privado tan seguido por la Reserva Federal se ha ajustado totalmente a las previsiones. Otros datos, como que la economía francesa se contrajo un 0,1% en el tercer trimestre, pasan de momento desapercibidos.

Artículos relacionados