Prolongan su vida útil y re­ducen el im­pacto am­biental ge­ne­rado por su re­ci­claje

Naturgy reconvierte baterías de vehículos en sistemas de almacenamiento de energía

Junto a CIUDEN ana­liza la via­bi­lidad de la re­uti­li­za­ción de ba­te­rías de vehículos eléc­tricos

InnovaHub, de Naturgy.
InnovaHub, de Naturgy.

Naturgy, -a través de Naturgy Innovahub- y la Fundación Ciudad de la Energía (CIUDEN) ads­crita al Instituto para la Transición Justa (ITJ) de­pen­diente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO)-, han for­ma­li­zado un con­venio de co­la­bo­ra­ción para el desa­rrollo de un pro­yecto pio­nero en el campo del al­ma­ce­na­miento ener­gé­tico a partir de ba­te­rías de se­gunda vida pro­ce­dentes de vehículos eléc­tri­cos, lo que su­pone un hito en la bús­queda de so­lu­ciones ener­gé­ticas sos­te­ni­bles.

Con este acuerdo de colaboración, Naturgy y CIUDEN testarán un novedoso sistema de almacenamiento estacionario a partir de baterías procedentes de vehículos eléctricos, capaz de proveer servicios de soporte a la red eléctrica. Este sistema está formado por tantos módulos de baterías como capacidad de almacenamiento se quiera alcanzar, y se trata de una solución que se podría emplear tanto para dar soporte a la red eléctrica como para el ámbito industrial y residencial asociado a instalaciones de autoconsumo.

Los sistemas de almacenamiento generados, con mayor potencia y duración que las baterías de vehículos de los que parten, permitirán el almacenamiento de energía tanto en proyectos hibridados con plantas renovables como stand alone. Por tanto, sus aplicaciones pueden ser diversas: gestión de la generación renovable, arbitraje, respaldo en caso de fallas, peak shaving, etc. La capacidad prevista de estos sistemas será de unos 450 kWh, a través de baterías que serán integradas en contenedores estandarizados diseñados para su ubicación en exteriores.

El proyecto, planteado a dos años y financiado por Naturgy, se desarrollará en las instalaciones del Centro de Desarrollo de Tecnologías de CIUDEN en Cubillos del Sil (León), y sumará la participación de la start-up europea Octave, que se encargará de realizar el reacondicionamiento de las baterías, así como de desarrollar e integrar el software de control del sistema de almacenamiento.

Este proyecto representa un importante hito para la economía circular, ya que busca soluciones energéticas más sostenibles aprovechando recursos existentes, como son las baterías de vehículos eléctricos, prolongando su vida útil y reduciendo el impacto ambiental de su reciclaje.

Jesús Chapado, director de Innovación de Naturgy, ha señalado que “la innovación es la herramienta clave en la búsqueda de soluciones energéticas limpias para el futuro. Además, este proyecto es un claro ejemplo del modelo de innovación de la compañía, diseñado para tejer redes de colaboración con el ecosistema que permitan responder a la complejidad del entorno y resolver los retos de forma ágil y eficaz”.

Por su parte, Javier Quiñones, director del área de I+D+i de CIUDEN, ha indicado que “esta colaboración público- privada refuerza las líneas de innovación del Centro enmarcadas en el proyecto de almacenamiento energético. Además, favorece la aplicación directa en el mercado de los resultados obtenidos, siendo de gran utilidad para potenciar el uso de energías renovables y la descarbonización de nuestra economía”.

Las baterías en el marco de la movilidad eléctrica

La batería constituye la piedra angular de los vehículos eléctricos dado que deben ofrecer unas prestaciones muy elevadas para responder a unas necesidades muy exigentes: elevada autonomía, bajo tiempo de recarga, precio competitivo… El problema llegará cuando, en unos años, estas baterías dejen de cumplir los estándares requeridos para prestar el servicio para el que fueron concebidas inicialmente. De hecho, se estima que, a finales de esta década, 13 millones de toneladas de baterías que equipan vehículos eléctricos llegarán al final de su vida útil. Sin embargo, estas seguirán siendo perfectamente funcionales, manteniendo altas prestaciones de calidad y seguridad, aunque ya no sean adecuadas para su cometido original.

Compromiso con la innovación y la sostenibilidad

Este año, Naturgy Innovahub ha celebrado su primer aniversario con un balance de 15 proyectos industriales en marcha y la creación de dos sociedades disruptivas.

Los dos proyectos de creación empresarial son GIRA Wind y W2BM. La primera de estas sociedades, en colaboración con Ruralia, Postelectrica Fabricación e Invenergy Huso29, tiene como objetivo el reciclaje integral de aerogeneradores y la recuperación de materiales procedentes de palas y otras partes del aerogenerador para su posterior uso en una segunda vida. El segundo proyecto, impulsado junto a Greene, pretende desarrollar una tecnología de producción de biometano a partir de un syngas procedente de la gasificación de residuos sólidos industriales.

El impulso al emprendimiento realizado por Naturgy con ‘Connecting Energy’ se complementa con el scouting de start-ups en el mercado. En este sentido, la compañía energética ha analizado en el último año más de 400 proyectos.

Estos diferentes proyectos son una realidad gracias a las relaciones que Naturgy ha establecido con el ecosistema innovador, entre las que se encuentran acuerdos con universidades, trabajos con centros tecnológicos y grupos de investigación, asociaciones sectoriales y empresariales, organismos y administraciones y, por supuesto, con emprendedores.

Además, Naturgy participa también en grandes consorcios que buscan desarrollar tecnologías de futuro y potenciar sectores de la cadena industrial. Es el caso del consorcio NextFloat, integrado por grandes empresas europeas y start-ups, con el objetivo de desplegar en el sur de Francia una plataforma eólica flotante a escala comercial.

Artículos relacionados