RESULTADOS

Sacyr gana un 36% más a septiembre y sus activos alcanzan los 3.254 millones

La con­ce­sio­naria in­cre­menta su di­vi­dendo hasta los 0,136 euros por ac­ción

Manuel Manrique, Sacyr, junta 2021.
Manuel Manrique, Sacyr.

Sacyr ha ob­te­nido un EBITDA de 980 mi­llones de euros entre enero y sep­tiembre de 2023, un 12% más. El flujo de caja ope­ra­tivo se in­cre­mentó un 29%, hasta al­canzar los 487 mi­llones de eu­ros, y el be­ne­ficio neto se situó en 92 mi­llo­nes, con que su­pone un 36% más que en el mismo pe­riodo de 2022. La com­pañía ha ele­vado la re­tri­bu­ción al ac­cio­nista hasta los 0,136 euros por tí­tulo, en­tre­gando dos scrip di­vi­dend pa­gados en enero y ju­lio.

Sus activos concesionales alcanzan los 3.254 millones de euros, lo que representa un aumento de 443 millones desde octubre de 2021. Este incremento refleja su transformación en una concesionaria con un modelo de negocio predecible, estable y con una continua creación de valor.

Sacyr ha ingresado ya los 420 millones de euros por la desinversión de Valoriza Servicios Medioambientales y espera completar la venta de Sacyr Facilities en 2023. De esta manera reducirá drásticamente su deuda neta con recurso.

Estas cifras tienen en cuenta la reexpresión de las cuentas de 2022 para contabilizar a Valoriza Servicios Medioambientales y Sacyr Facilities como actividades interrumpidas. La venta de Valoriza a Morgan Stanley Infrastructure Partners se cerró el 31 de octubre y la de Sacyr Facilities se completará antes de que termine el año.

El crecimiento de Sacyr en 2023 es fruto de su transformación en una empresa concesionaria de infraestructuras, rentable y con una continua creación de valor.

De hecho, Sacyr calcula que el valor de sus activos concesionales alcanzará los 3.254 millones de euros en diciembre de 2023, lo que representa un aumento de 443 millones de euros respecto de la última valoración que se realizó con motivo del Investor Day, en octubre de 2021.

Sacyr se ha consolidado como la tercera desarrolladora de activos de transporte, según la revista PWF, y una de las mayores concesionarias de infraestructuras del mundo. El 90% del EBITDA de la compañía, 880 millones de euros, procede de activos concesionales, que proporcionan un modelo de negocio predecible y estable.

Rentabilidad récord

La rentabilidad (margen de EBITDA) de la empresa se situó en septiembre en la cifra récord del 30,2%, 4,9 puntos porcentuales más que en el mismo periodo de 2022. Este aumento de la rentabilidad acompaña a la transformación de Sacyr en una firma concesionaria. Por su parte, la cifra de negocios cerró el trimestre en 3.244 millones de euros.

Reducción de la deuda neta con recurso

Sacyr cerró el tercer trimestre de 2023 con una deuda neta con recurso de 661 millones de euros. Las operaciones de venta de Valoriza y Sacyr Facilities contribuirán a reducir drásticamente esta deuda: con posterioridad al cierre del tercer trimestre, Sacyr ha cobrado 420 millones de euros por la desinversión de Valoriza y espera completar la venta de Facilities antes de que acabe el año.

Dentro de la gestión financiera de la compañía destaca la liquidación anticipada de las opciones que Sacyr tenía sobre acciones de Repsol, que han supuesto una entrada de caja de 31 millones de euros. De esta manera, pone fin a la posición financiera que tenía en la energética española.

Creciente retribución al accionista

La retribución al accionista es uno de los pilares del Plan Estratégico 2021-2025. Durante 2023, la compañía elevó la retribución al accionista hasta los 0,136 euros por título, entregando dos scrip dividend pagados en enero y julio.

Evolución por áreas de negocio

Concesiones.- Sacyr Concesiones obtuvo un EBITDA de 633 millones (+17%), gracias a la buena evolución operativa de los activos, a la contribución de las autopistas Ruta 78 y Los Vilos, en Chile, y a que la totalidad de los ingresos de los activos concesionales está ligados a la inflación.

Sacyr sigue demostrando su capacidad de poner en servicio nuevos activos concesionales. En 2023 ha puesto en operación Rutas del Este (Paraguay) y próximamente lo harán otros tres activos: Autopista Pedemontana-Veneta (Italia), Ferrocarril Central (Uruguay) y Pamplona-Cúcuta (Colombia).

Además, dentro de la gestión activa del porfolio de activos, la compañía vendió el 49% de Autovía del Eresma (España) y la N6 en Irlanda.

Ingeniería e Infraestructuras.- La cifra de negocios alcanzó los 1.986 millones de euros y el EBITDA creció el 6%, hasta 322 millones de euros.

Esta división apuesta firmemente por la rentabilidad frente a volumen, por lo que ha incrementado el margen de EBITDA hasta el 16%, frente al 14% del mismo periodo de 2022. Si se excluye el efecto de la actividad en las autopistas italianas Pedemontana-Veneta y A3, la rentabilidad se sitúa en el 4,6%, frente al 3,7% del mismo periodo de 2022.

La cartera de la división cerró en 7.506 millones de euros, el 2% más que en diciembre de 2022. Más del 52% de esa cifra corresponde a proyectos de Sacyr Concesiones y representa 34 meses de actividad.

Artículos relacionados