Monitor de Infraestructuras

El parque eó­lico Merengue II es el se­gundo de la com­pañía en la re­gión

Naturgy pone en marcha un parque eólico y una planta fotovoltaica en Extremadura

Las ins­ta­la­ciones su­mi­nis­trarán energía re­no­vable a 55.000 ho­gares en la zona

Sin título
Sin título

En su com­pro­misoo con el desa­rrollo de energía sos­te­nible y re­no­va­ble, Naturgy ha puesto en ser­vicio el parque eó­lico Merengue II, el se­gundo de la com­pañía en Extremadura, y la planta fo­to­vol­taica Puerta del Jerte, la se­gunda de esta tec­no­logía en la co­mu­ni­dad. Ambas ins­ta­la­ciones per­miten a la com­pañía ener­gé­tica sumar 80 MW a los que ya tenía en ope­ra­ción y al­canzar los 142 MW re­no­va­bles en la re­gión.

Las dos instalaciones, que han creado más de 860 empleos directos e indirectos, producirán más de 190 GWh/año de energía, lo que equivale al consumo eléctrico anual de 54.500 viviendas. Asimismo, contribuirán a reducir más de 120.000 toneladas de CO2 al año, lo que equivale a retirar 50.000 vehículos de la circulación durante un año. Durante la vida útil de ambos proyectos, estimada en 30 años, se evitará la emisión de más de 1,8 millones de toneladas de CO2 al año.

Para Ana Ruiz, delegada de Desarrollo Renovables de Naturgy en Extremadura, “estas nuevas infraestructuras suponen un refrendo a la apuesta decidida de la compañía por la región extremeña como referente en materia renovable”, así como una “evidencia del compromiso con la transición energética y la descarbonización, que representa una de las principales hojas de ruta de la compañía”.

Con un total de 11 aerogeneradores, y una inversión aproximada de 41 millones de euros, el parque eólico Merengue II cuenta con una potencia de 50 MW. Producirá anualmente 128 GWh, y evitará la emisión anual de cerca de 81.500 toneladas de CO2. Es el segundo parque eólico de Naturgy en Extremadura, que, junto a Merengue, ha convertido al municipio de Plasencia en el único con generación de este tipo en la Comunidad.

Por su parte, la fotovoltaica Puerta del Jerte ha supuesto una inversión de cerca de 16 millones de euros. Con una potencia de 30 MW, generará 62 GWh/año, evitando la emisión de casi 39.500 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Medidas para proteger la biodiversidad

La construcción de estas dos instalaciones ha conllevado asimismo la implantación de distintas medidas ambientales en el entorno, en línea con la política de protección ambiental y de la biodiversidad de las zonas donde Naturgy desarrolla sus proyectos.

En el caso del parque eólico Merengue II, se está trabajando en el diseño y ejecución de actuaciones en diferentes tramos del río Jerte a su paso por Plasencia, destinadas a mejorar el estado de conservación de la zona de especial protección de las colonias de cernícalo primilla y el cachón de Plasencia, y la zona de especial conservación de los ríos Alagón y Jerte.

Entre estas medidas, se han incluido la eliminación de plantas invasoras; la mejora y regeneración de la vegetación del paseo fluvial “La Isla”, en las zonas donde la vegetación se encuentra en peor estado; y la instalación de cajas nido en el entorno. Asimismo, se prevé llevar a cabo el marcaje de varios buitres negros con radio emisores, para conocer su uso del espacio y territorialidad.

En el caso del entorno de la planta fotovoltaica Puerta del Jerte, se han previsto medidas para la protección de anfibios, como la habilitación de charcas para su reproducción; actuaciones para la protección de reptiles, como la construcción de cinco refugios; y acciones para la conservación de la avifauna, como la instalación y mantenimiento de bebederos. Igual que en Merengue II, se prevé llevar a cabo un radioseguimiento de especies, en este caso reproductores de milano real y cigüeñas negras y sus crías, y también se está realizando un muestreo y estudio de análisis del hábitat de la collalba negra.

Artículos relacionados