El ne­gocio de la IA su­pe­rará los 1,5 bi­llones de dó­lares antes del 2030

Los hackers se doctoran en Inteligencia Artificial

La de­tec­ción de pro­ductos falsos se ha con­ver­tido en clave de las com­pras por in­ternet

Protección frente al fraude online
Protección frente al fraude online

La in­te­li­gencia ar­ti­fi­cial se ha cons­ti­tuido en un ver­da­dero ca­ta­li­zador del pro­greso de la tec­no­logía en todos los fren­tes. Sin em­bargo, no todo es po­si­tivo en este avance di­gi­tal. Una le­gión de cien­tí­ficos se ha ma­ni­fes­tado en contra de las in­no­va­ciones de la in­te­li­gencia ar­ti­fi­cial. Y lo que es peor, los ci­ber­de­lin­cuentes ya han co­men­zado a operar en este te­rreno, gra­cias al en­gaño a los usua­rios. Una serie de pistas pueden con­tri­buir a poner en alerta o evitar que los hac­kers se hagan dueños de los bol­si­llos de los ciu­da­da­nos.

Una de las principales fórmulas de los delincuentes para engañar a los usuarios de internet es la creación de imágenes falsas para engañar a los clientes. Se trata de un sistema similar al que se produce en los ataques de phishing, una técnica de ingeniería social que consiste en el envío de correos electrónicos que suplantan la identidad de compañías u organismos públicos y solicitan información personal y bancaria al usuario.

La inteligencia artificial permite a los ciberdelincuentes la creación de imágenes de productos que no existen. Lo más probable es que después de pagar por ese objeto, el ciudadano no reciba absolutamente nada en su domicilio.

Las plataformas de comercio electrónico permiten la venta de un artículo con envío a través de correos o de cualquiera de los operadores privados. Todavía existe la fórmula de la entrega y transacción en mano para evitar el fraude, pero este sistema está casi obsoleto.

Los analistas prevén que el mercado de la inteligencia artificial pueda alcanzar 1,5 billones (con b) de dólares hacia el 2030, con lo que combatir el fraude va a ser tarea fundamental. Hace unos meses, la propia cadena pública británica, la BBC, alertaba del uso cada vez más frecuente de voces familiares clonadas con inteligencia artificial para realizar estafas telefónicas. También este verano, un estafador utilizó la inteligencia artificial para suplantar a otra persona y robar millones de yuanes a un empresario.

Cómo defenderse

La web adslzone establece cinco actuaciones imprescindibles para evitar exponerse a tiendas ficticias de venta de artículos o poder comprobar que los productos en cuestión no existen y que el presunto anuncio no se trata más que una fórmula de estafa a los ciudadanos que navegan por la red.

  • Realiza compras en plataformas que tengan acreditadas políticas de empresa oficiales, como Amazon.

  • No compres en tiendas online donde el único pago a realizar es mediante transferencia bancaria, es un timo asegurado.

  • Busca análisis y reseñas del producto para cerciorarte de que realmente existe.

  • i el diseño del artículo es demasiado sofisticado o rocambolesco, evita su compra.

  • No hay ningún vídeo del producto y eso puede significar que no sea el mismo que están vendiendo.

Artículos relacionados