Pesa la falta de con­cre­ción sobre el di­vi­dendo, pero el efecto es li­mi­tado.

Los analistas creen que el plan estratégico de IAG merece más reconocimiento en Bolsa

Las firmas man­tienen in­tactas sus va­lo­ra­ciones y ven alzas cer­canas al 40%

IAG
IAG

¿Hay una opor­tu­nidad única de compra de IAG en Bolsa? La ma­yoría de los ges­tores y ana­listas creen que la caída de casi el 5% su­frida por la ae­ro­línea desde la pre­sen­ta­ción del plan es­tra­té­gico (el pa­sado martes 21 de no­viem­bre) abre una puerta de en­trada in­tere­sante en un valor que pa­rece en una buena po­si­ción para se­guir cre­ciendo a pesar de que el en­torno geo­po­lí­tico y ma­cro­eco­nó­mico sigue car­gado de in­cer­ti­dum­bres.

Un simple vistazo a las valoraciones de los analistas dice que todos han mantenido sus recomendaciones sobre el valor (más de un 70% son de compra) tras el encuentro de la compañía con la comunidad financiera. Algunos precios objetivos son muy agresivos (JB Capital Markets los establece en los 3 euros y CaixaBank en los 2,85, mientras que Liberum se va hasta unos estratosféricos 4,70 euros) en un escenario de optimismo.

La media de los analistas ve el valor en los 2,4 euros, lo que significa que podría subir cerca de un 40% desde el precio de bolsa de hoy. Nada ha cambiado sustancialmente en la percepción de los expertos a pesar de que algunos inversores han aprovechado la presentación de un plan sin grandes sorpresas para realizar beneficios. Pero los bolsistas quitan hierro a este ajuste a la baja que podría tener poco recorrido.

“Hay que tener en cuenta que el valor venía de una fuerte subida en noviembre desde los 1,65 hasta los 1,86 euros (un 13%) antes de la presentación del plan. Lo que ha pasado es que algunos inversores especulativos habían entrado anticipándose a alguna gran sorpresa positiva que no ha llegado, como la vuelta al dividendo. Y han deshecho posiciones rápidamente, aunque podría volver a entrar a estos precios más bajos”, señalan en gran bróker nacional.

Vuelta al dividendo

Los expertos quitan hierro al retraso en la vuelta al dividendo, porque creen que IAG debe consolidar primero las mejoras experimentadas en los últimos trimestres. “Parte de una buena posición para seguir creciendo, aumentar la rentabilidad y, más adelante, retomar el pago de dividendos”, aseguran los analistas de Renta 4. Mientras, la compañía está haciendo buena la estrategia de no tocar la caja.

Efectivamente, IAG va con más vientos de cola de lo que pueda parecer. La contención en costes y la acumulación de liquidez que ha hecho desde que estalló la pandemia le está favoreciendo ahora en términos de aumento de los ingresos financieros. La subida de tipos que tanta factura pasa a otras compañías ayuda a IAG, que ha disparado los ingresos financieros hasta cerca de 300 millones de euros hasta septiembre.

Por lo tanto, todo hace indicar que no hay razones para que se tuerza el rumbo en bolsa de un valor que suma ganancias superiores al 20% este año en el parquet pero que tiene como asignatura pendiente romper definitivamente el nivel de los 2 euros que se le ha hecho bolsa cada vez que lo ha atacado.

De momento, el grupo mantiene su estrategia de prudencia (la volatilidad del precio del petróleo o los conflictos bélicos en Europa y Oriente Medio son razones poderosas), como demuestra que no ha dado guías concretas (algo que han echado de menos los analistas) de crecimientos unitarios tanto de ingresos como gastos, aunque la evolución de su margen operativo es la mejor entre las grandes aerolíneas mundiales.

Artículos relacionados