PENSIONES

Uno de cada 3 euros de las pen­siones vascas se fi­nancia con deuda pú­blica

Un traspaso de la gestión de las pensiones al País Vasco no a gusto de todos

Las crí­ticas más duras de­nun­cian que se po­dría romper la 'caja única' de Seguridad Social

Íñigo Urkullu, PNV.
Íñigo Urkullu, PNV.

Los na­cio­na­listas ca­ta­lanes y los vascos otor­garon su voto a favor de la in­ves­ti­dura de Pedro Sánchez a cambio de con­se­guir una de sus reivin­di­ca­ciones his­tó­ri­cas: más trans­fe­ren­cia, aparte de la am­nistía En el caso de los. in­de­pen­den­tistas ca­ta­la­nes. Para los vascos del PNV, con un plazo es­ti­pu­lado de dos años, la exi­gencia era la ges­tión de la Seguridad Social , que pa­sará a Euskadi. POero no todos están de acuerdo si esto con­viene.

Sin embargo, esta decisión no es del agrado de muchos que ya han expresado sus críticas al respecto aludiendo a que esta eventual cesión corre el riesgo incluso de romper la caja única de las pensiones. Y eso que desde las filas socialistas ya se han apresurado a desmentir que esto vaya a suceder.

Entre las voces que hablan de una mala decisión se sitúa informe elaborado por el economista José Carlos Díaz que habla de un sistema de pensiones, como es el caso del País Vasco, que el pasado año tuvo un déficit de 4.000 millones de euros. En este sentido, en ese informe se recuerda que la población vasca es una de las más envejecidas de toda España con una ratio de número de cotizantes por jubilado de 1,7; muy inferior a la de Madrid, que con 2,8 de nuevo vuelve a ser el principal contribuidor al sistema, como sucede en el caso del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Más de 4.000 millones de déficit ¿cómo se paga?

En el caso de que finalmente se lleve a cabo ese traspaso, recuerdan estos críticos, el ejecutivo autonómico tendría que asumir esos 4.000 millones de déficit en la negociación del cupo y la deuda acumulada desde 2007 por el sistema en su región.

En otras palabras, la realidad a su juicio es que 1 de cada 3 euros de las pensiones vascas se financia con deuda pública. Es decir, lo pagarán todos los españoles y no solo los vascos.

Un escenario de por sí muy preocupante y que se recrudecerá a partir de ahora con la jubilación de la generación del baby boom. Actualmente, para pagar una pensión media hacen falta tres cotizantes y ahora solamente hay dos, por lo tanto, para dar la vuelta a esa situación y cambiar ese déficit de un tercio de las pensiones que se pagan es necesario medidas (como recuerdan en este informe) “contener el crecimiento del gasto en pensiones, aumentar la tasa de empleo y las horas trabajadas, mejorar la productividad y los salarios".

A esto se puede sumar, además, un retraso de la edad efectiva de jubilación, "evitando prejubilaciones e incentivando el trabajo a tiempo parcial con la pensión”. Aspectos que, sin embargo, todavía están en el aire y no se contemplan por ahora en los pactos que socialistas y nacionalistas vascos rubricaron hace días.

Artículos relacionados