EMPRESAS

Mantiene sus in­ver­siones en el nuevo Plan Estratégico 2024-2026

Endesa actualiza el dividendo para el próximo trienio tras el laudo en contra de Qatar

Mantiene el 'pay out' en el 70% y es­ta­blece un suelo de un euro que vol­verá al 1,5 euros por tí­tulo en 2026

José Bogas, CEO, y  Marco Palermo, director general económico-financiero..
José Bogas, CEO, y Marco Palermo, director general económico-financiero..

Endesa ha ac­tua­li­zado su po­lí­tica de di­vi­dendos para el pe­riodo 2024-2026, man­te­niendo un 70% de 'pay out' para el trie­nio, aunque si­tuando el suelo en la re­tri­bu­ción a sus ac­cio­nistas en 1 euro por ac­ción, con la pre­vi­sión de poder al­canzar los 1,5 euros en 2026, in­formó la com­pañía, que man­tiene sus in­ver­siones para los pró­ximos tres años en casi 9.000 mi­llones de eu­ros.

Esta decisión se produce tras el laudo dictado por la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (ICC), por el que la energética deberá abonar unos 570 millones de dólares (unos 530 millones de euros) a QatarEnergy, compañía estatal de Qatar, por la revisión del precio de un contrato de aprovisionamiento a largo plazo de gas natural licuado (GNL).

La energética contiene así su política de dividendos con respecto a su anterior plan. Mantiene el euro por acción para este 2023, con un pago ya a cuenta de 0,50 euros aprobado a pagar en enero, mientras que para 2024, cuando preveía 1,2 euros, garantiza ese suelo de 1 euro, aunque aspira a alcanzar los 1,1 euros, y en 2026 confía en alcanzar los 1,5 euros por título.

El grupo destacó que el objetivo de retribuir a sus accionistas con 1,5 euros brutos en 2026 supondría una rentabilidad por dividendo del 8%.

Para ello, Endesa se fija como objetivos para 2026 alcanzar un beneficio bruto (Ebitda) de entre 5.600 y 5.900 millones de euros, un beneficio ordinario neto de 2.200-2.300 millones, una deuda financiera neta de 8.000-9.000 millones.

Inversiones previstas

En un contexto de crecimiento de costes financieros y de inflación, la energética mantendrá un plan continuista con respecto al anterior, con una inversión bruta para el periodo 2024-206 que se situará en 8.900 millones de euros.

En concreto, redes de distribución y generación renovable, serán los dos de los pilares de la electrificación limpia, que se mantienen como ejes clave para el crecimiento de la compañía.

Así, de este esfuerzo inversor del grupo en el periodo, 2.800 millones de euros brutos tendrán como destino las redes de distribución, 200 millones más que en el plan anterior pendientes de una mayor visibilidad sobre la revisión regulatoria.

Renovables, mientras, será la partida inversora más importante con 4.300 millones de euros, misma cifra que en el plan precedente, con un mayor peso de la eólica para alcanzar los 13.900 megavatios (MW) de capacidad renovable a final de 2026 y con Andorra, Pego y los 800 MW eólicos de Galicia como proyectos estrella; y 900 millones para el área de clientes para alcanzar los 7,5 millones en el mercado libre en la Península Ibérica al final del trienio, al tiempo que la electrificación de todos los usos energéticos guía la estrategia comercial.

Además, Endesa mantiene su objetivo de la plena descarbonización en 2040, con la salida del carbón en el negocio insular como hito intermedio en 2027. Todo ello después del cierre en este año de la última central de carbón en la Península, As Pontes. El 93% de la producción peninsular de la eléctrica estará libre de emisiones en 2026, desde el 79% a cierre de este año.

Estrategia comercial

La creación de un mix energético sostenible apoyado en una red más eficiente, resiliente y digitalizada es la palanca sobre la que Endesa se apoyará para, junto a una inversión de 900 millones hasta 2026 destinada a clientes, ofrecer servicios de valor y buena experiencia de cliente para promover la lealtad.

Con la estrategia de base de incrementar la electrificación de nuestros clientes, nos apoyaremos en el conocimiento de sus necesidades para ofrecer productos más sofisticados y de alto valor para los usuarios. La cartera de contratos en el mercado libre en España y Portugal se incrementará en hasta los 7,5 millones a cierre del periodo (7,1 millones estimados a final de 2023), lo que ayudará a que el volumen total de ventas liberalizadas de electricidad a precio fijo crezca a 53 TWh (terawatios hora).

La compañía se marca como objetivo clave de fomento de la electrificación limpia que entorno al 90% de su energía vendida a clientes a precio fijo proceda de fuentes no emisoras en 2026, desde el 76% del año en curso. El margen unitario integrado del negocio eléctrico liberalizado se mantendrá estable en el periodo.

En el negocio de gas, se prevé una recuperación de los márgenes tras el excepcional 2023 muy afectado por la volatilidad del mercado, al tiempo que la cartera de clientes se mantendrá plana en 1,8 millones, de los que 1,4 en el mercado libre. Se prevé un fuerte descenso en el uso de gas para producir electricidad en centrales de ciclo combinado.

Artículos relacionados