BOLSA

Almirall, buenas noticias por descontar

Después del amago de re­bote pro­ta­go­ni­zado du­rante el ve­rano ante las ex­pec­ta­tivas de un in­tenso cre­ci­miento inor­gá­nico por la am­plia­ción de ca­pital de 200 mi­llo­nes, Almirall ha vuelto a en­trar en ba­rrena en los mer­ca­dos. La ac­ción pierde más de un 7% en el año, po­niendo otra vez en riesgo im­por­tantes ni­veles de so­porte.

Unos movimientos de ida y vuelta con los que el laboratorio especializado en dermatología médica quiere acabar. Para ello está centrando todos sus esfuerzos en el lanzamiento de lebrikizuma, un biológico para la dermatitis atópica que ha estado ofreciendo unos datos muy esperanzadores.

Este medicamento, de hecho, ha recibido este mes el respaldo por parte de la Comisión Europea que ha aprobado Ebglyss (lebrikizumab) para el tratamiento de pacientes adultos y adolescentes (mayores de 12 años y con un peso corporal de al menos 40 kg) con dermatitis atópica (DA) de moderada a grave candidatos a terapia sistémica. Una vez recibida la luz verde, Almirall procederá al lanzamiento comercial inmediato en Alemania e iniciará el despliegue en otros países europeos en 2024.

La aprobación de Ebglyss sienta las bases para un fuerte impulso de las ventas del laboratorio, aunque eso supondrá un esfuerzo de inversión a corto plazo, apuntan los analistas de Jefferies. La firma aconseja “comprar” en Almirall tras fijar el precio objetivo en 16 euros por acción a medio y largo plazo, pues eso supondría casi duplicar su actual precio de mercado.

Según sus estimaciones más conservadoras, las potenciales ventas de este medicamento podrían alcanzar del orden de los 400 millones de euros en los tres próximos años, algo que el valor todavía no ha descontado.

El mercado, sin embargo, no acaba de fiarse. Tras una reacción al alza inicial a estas estimaciones, los inversores han vuelto a levantar el pie del acelerador de inmediato. Al menos, los expertos técnicos creen que el valor habría encontrado un importante soporte técnico sobre la cota de los 8,2 euros por acción que da margen para un nuevo rebote hacia los máximos de este año.

Artículos relacionados