EMPRESAS

La com­pañía es­pera fi­na­lizar el ejer­cicio con los re­sul­tados ha­bi­tuales pese a la caída del tercer tri­mestre

Endesa estudia recurrir el laudo arbitral de 530 millones por un contrato de gas con Qatar

El Consejo de la eléc­trica se reunió este miér­coles y ana­lizó la po­lí­tica de di­vi­dendos

Mario Palermo y José Bogas.
Mario Palermo y José Bogas.

Endesa está es­tu­diando re­cu­rrir el laudo ar­bi­tral en contra dic­tado por la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (ICC), por el que de­berá abonar unos 570 mi­llones de dó­lares (unos 530 mi­llones de eu­ros) a QatarEnergy, com­pañía es­tatal de Qatar, por la re­vi­sión del precio de un con­trato de apro­vi­sio­na­miento a largo plazo de gas na­tural li­cuado (GNL, in­forma EP. La eléc­trica re­gistra en Bolsa un cierto pa­rón, que ex­pertos con­si­deran pa­sa­jero.

En una rueda de prensa con motivo del Capital Markets Day de Enel, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, se encargó de responder a una cuestión sobre el laudo arbitral y afirmó que, aunque todavía es "demasiado pronto para tener una visión global", la compañía está "analizando la posibilidad de abrir un recurso de apelación".

De todas maneras, el ejecutivo de Endesa consideró que lo que a día de hoy se puede ver como un impacto negativo, "podría convertirse en positivo en un futuro próximo". "En cualquier caso, esto no cambia nada de los objetivos que hoy compartimos con vosotros", añadió.

El pasado lunes, la eléctrica española comunicó al mercado el fallo del laudo, por el que deberá pagar esa cantidad de unos 530 millones de euros a la contraparte por un ajuste de precio retroactivo, "registrándose un impacto contable en los resultados antes de impuestos de las cuentas consolidadas de Endesa, por el mismo importe", añadió la empresa.

Endesa celebra este mismo miércoles un consejo de administración en el que se propondrá la modificación de su vigente política de dividendos para el año 2023-2026. No obstante, prevé que los efectos del laudo no tengan consecuencias en el importe del dividendo previsto a abonar a sus accionistas para 2023.

Para este año el grupo tiene previsto un dividendo para sus accionistas de 1 euro, mientras que para 2024 ascendía a 1,2 euros y para 2025 se situaba en los 1,4 euros.

Este jueves, Endesa anunciará también la actualización de su plan estratégico para 2023-2026 en el que informará de sus nuevos objetivos para ese periodo.La Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional ha notificado a Endesa Generación el laudo recaído en un arbitraje para la revisión del precio de un contrato de aprovisionamiento a largo plazo de gas natural licuado (GNL).

La cuestión bursátil

La rentabilidad anual en Bolsa de Endesa se ha reducido por debajo del 10 % después de conocerse el golpe para su filial de Generación por parte de los tribunales de arbitraje internacionales. Esta filial deberá abonar unos 530 millones de euros al no recibir la razón en su pleito con una compañía de gas natural licuado. El efecto en la cotización de la eléctrica es mínimo. Y con el escaso 'free float' que tiene, prácticamente inadvertido.

Como consecuencia del laudo, Endesa Generación deberá abonar una cantidad estimada de 570 millones de dólares a la contraparte por un ajuste de precio retroactivo, registrándose un impacto contable en los resultados antes de impuestos de las cuentas consolidadas de Endesa por dicho importe.

Consejo de Endesa

Este miércoles día 22 de noviembre está prevista la reunión del Consejo de Endesa en el que se propondrá un análisis de la política de dividendos para el año 2023-2026. En el caso de ser aprobada una modificación, determinará que los efectos del laudo no tengan consecuencias en el importe del dividendo previsto para 2023. Decisión que la compañía comunicará en su momento al mercado.

Todo ello se produce justo después de que la compañía eléctrica presentara una caída de su beneficio del 36%, hasta los 1.059 millones de euros, en los nueve primeros meses del año. Con todo, el grupo mantiene intactos sus objetivos para final de año con un Ebitda en torno a los 4.500 millones de euros y un beneficio neto entre 1.400 y 1.500 millones de euros.

De momento, sin embargo, el mercado ha registrado el proceso de rebote mostrado por el valor desde la presentación de sus cuentas, aunque su perfil técnico en el corto plazo no se ha resentido.

Artículos relacionados