ANÁLISIS

El comercio exterior en septiembre y el reto para Palencia y Valladolid

Ibex 35.
Ibex 35.

No son malas las no­ti­cias y los in­di­ca­dores eco­nó­micos a la hora en que se cons­ti­tuye un nuevo go­bierno en España, pre­si­dido una vez más por Pedro Sánchez. El IBEX-35 en su cota más ele­vada de los úl­timos meses junto a un ren­di­miento menor de la deuda pú­blica y un in­cre­mento del PIB 2,4% en 2023 bas­tante más ele­vado que el de los prin­ci­pales países de la UE: Francia 1,2%, Italia 0,9%, Alemania menos 0,3%. La media de la UE se sitúa en el 1,3%.

Esta evolución del PIB coincide con una positiva posición exterior. En efecto, el superávit de la cuenta corriente de la balanza de pagos más el saldo positivo de la cuenta de capital representa el 3,4% del PIB. Un dato que explica la confianza de los mercados en la buena salud de la economía española.

En el mes de septiembre las exportaciones españolas han descendido en tasa interanual, respecto a septiembre 2022, en un 10,4%. No obstante, el valor de las exportaciones el pasado septiembre, 31.050 millones de euros, supera al valor de las exportaciones en los septiembres del último decenio, con la única excepción de la cifra récord, 34.621,4 millones de euros de septiembre de 2022.

Las importaciones también descendieron, incluso más, un 16,4% en tasa interanual. Ahora bien, el valor de las importaciones en septiembre 34.653 millones de euros, solo había sido superado en los septiembres del decenio por las registradas en septiembre de 2022.

Exportaciones e importaciones en el mes de septiembre superan las cifras de los septiembres de la última década. La subida de los precios ha influido sin duda en las cifras contabilizadas en euros corrientes, sin que esto anule el ímpetu de la apertura comercial de España confirmando su apuesta cosmopolita de apertura al exterior.

En septiembre el déficit comercial fue prácticamente la mitad del déficit de septiembre de 2022.

En el periodo enero-septiembre las exportaciones españolas crecieron un modestísimo 0,3% en tasa interanual. Caída generalizada tanto en la UE, un menos 1, y caída también del 1,9% en la Eurozona. Las ventas de China al exterior solo avanzaron un 0,6% en el periodo enero- septiembre mientras las exportaciones de EEUU bajaron en tasa interanual un 2,5%. No hay muchas dudas de una ralentización de los intercambios internacionales.

Por lo que se refiere a los saldos en la balanza de mercancías, se reduce el superávit de España con la UE mientras se corrige el déficit con los destinos extracomunitarios desde los 82.215,6 millones de euros en el periodo enero-septiembre de 2022 a 54.349,2 millones de euros en el mismo periodo de este año 2022. Esta corrección del déficit comercial de España con los países extracomunitarios se refleja en la bajada del déficit total de España entre enero- septiembre 2023, 29.596,4 millones de euros frente al déficit de 53.437 millones de euros correspondiente al mismo periodo del año anterior.

Sorpresa y mayúscula en la evolución de los renglones de la exportación española hacia el exterior. La maquinaria y los bienes de equipo mantienen el primer puesto de los sectores exportadores, pero el elemento más llamativo en estos primeros nueve meses es el avance espectacular del sector del automóvil. Un avance del 25,4% frente al 0,3% del total de las exportaciones. Este avance está motivado por las ventas al exterior generadas en dos provincias interiores: Palencia que aumenta sus ventas al exterior en un 47,2% y Valladolid que lo hace en un 25,3%. La ubicación de las fábricas de automóviles en la Comunidad de Castilla y León es la principal explicación de esta participación de la España interior en la internacionalización de la economía española.

Internacionalización de la Comunidad de Castilla y León que se enfrenta al compromiso de cara al 2035, límite fijado por la Unión Europea, para la sustitución de los vehículos propulsados por gas y gasolina por los coches eléctricos. Más de dos millones de empleos en España vinculados a la industria del automóvil se enfrentan al reto de una inexorable reconversión industrial.

Una difícil encrucijada que va a exigir un esfuerzo coordinado de empresas y Estado mientras siguen los duelos por los efectos que puede tener la amnistía en el bienestar de los ciudadanos españoles.

Artículos relacionados