El Tesoro Público prevé fi­na­lizar el año 2023 con un au­mento muy si­milar

Sánchez sigue aumentando la deuda pública y lo hace en 67.000 millones a septiembre

Casi 50.000 mi­llones ha in­gre­sado el Tesoro por las emi­siones de obli­ga­ciones a diez años

Tesoro Público.
Tesoro Público.

La pan­demia acabó pero eso no sig­ni­fica el co­mienzo de los ajustes ne­ce­sa­rios para com­pensar el ex­ceso del jus­ti­fi­cado gasto. La deuda del Estado se ha in­cre­men­tado en 67.314 mi­llones de euros en los nueve pri­meros meses del año, según los datos de la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional. En los úl­timos tres meses del ejer­ci­cio, los ven­ci­mientos de deuda as­cienden a algo más de 50.000 mi­llones de eu­ros. Las le­tras a un año y las obli­ga­ciones a diez años si­guen os­ten­tando la pri­macía como ins­tru­mentos de fi­nan­cia­ción.

En letras a doce meses se han ingresado 36.864 millones de euros en los nueve primeros meses del año, mientras que en obligaciones a diez años se han anotado 48.581 millones de euros en el mismo periodo.

La subida de los tipos de interés ha encarecido la financiación de la deuda. Pese a ello, España está pudiendo financiar el déficit sin problemas. El mayor rendimiento de los activos ha propiciado el retorno de los inversores particulares a los títulos del Estado, principalmente las letras a un año.

La deuda del Estado y, sobre todo, las letras a un año, se han convertido en las principales fuentes de inversión con seguridad plena. La deuda pública constituye la financiación del déficit público del Reino de España. Unos números rojos que no han abandonado a la economía española en las últimas décadas. Las letras, los bonos y las obligaciones constituyen los activos que emite el Estado, mediante los que los inversores respaldan el endeudamiento.

En letras a nueve meses, el Tesoro ha captado 14.191 millones de euros, mientras que en bonos a tres años ha ingresado 28.491 millones y en bonos a cinco años, 31.675 millones.

En los nueve primeros meses del año, el Estado ha tenido que hacer frente a unos vencimientos de activos por importe de 135.744 millones de euros. Los meses de abril, con 29.342 millones, y el de julio, con 29.087 millones han sido los de mayor carga de amortizaciones de títulos.

En lo que resta de año, el mes de octubre ha sido el de mayores necesidades, con vencimientos de 27.471 millones. Noviembre y diciembre apenas precisarán de la captación de poco más de 10.000 millones.

Déficit creciente

Al margen de ello, el Tesoro deberá financiar también el déficit público de este ejercicio, que Funcas prevé que finalizará el año en el 4,1%, lo que equivale a tener que financiar otros 60.000 millones de euros. Con todo, hace unos días, el Tesoro anunciaba que se dispone a reducir en 5.000 millones de euros el total de financiación que tiene que realizar este año, con lo que el importe previsto al inicio de este año se va a situar finalmente en 65.000 millones de euros, que coincide con el volumen de déficit que va a registraron España durante el presente ejercicio.

Artículos relacionados