INVERSIÓN Y AHORRO

El rey de las crip­to­di­visas se hace fuerte en pleno mar de dudas en las bolsas

La subida excesiva del bitcoin al calor de los ETF pone en guardia a muchos inversores

La ex­pec­ta­tiva de luz verde al ETF de BlackRock ge­nera una nueva ola es­pe­cu­la­tiva

Bitcoin.
Bitcoin.

El bit­coin está mar­cando di­fe­ren­cias y sor­pren­diendo a pro­pios y ex­traños con una subida de más del 25% en apenas dos se­manas que lleva la ga­nancia anual hasta el 100%. Un mo­vi­miento nada ex­traño para un ac­tivo muy vo­látil que ne­ce­si­taría do­blar su valor desde sus ni­veles ac­tuales para re­cu­perar los má­ximos his­tó­ri­cos. Un mo­vi­miento que al­gunos ges­tores muy op­ti­mistas creen que es fac­tible a un año vista.

¿Exceso de euforia? La división de opiniones crece a medida que el rey de la criptomonedas sigue rompiendo niveles y se encuentra a un paso de los 35.000 dólares. Se ha desatado la alegría en torno al bitcoin, pero la cuestión es hasta qué punto es sostenible este ritmo. O, dicho de otra manera, los expertos creen que hay que analizar si hay razones de peso suficiente para justificar un avance de esta envergadura.

Detrás del repunte hay dos grandes razones. La primera tiene que ver con la legitimación del mercado de las criptomonedas que supondría la luz verde a los ETF cotizados sobre el bitcoin sobre los que la autoridad de mercados estadounidense debe decidir a mediados de enero de 2024. El mercado empieza a descontar que habrá vía libre, con el ETF del gigante BlackRock en la primera línea de combate.

"Más que lo puede suponer en términos de entrada de dinero en el bitcoin, se trata de algo más sútil que supone un cambio de estatus para este activo. Que un transatlántico como BlackRock que gestiona cerca de 10 billones de dólares lance el ETF supone algo así como un cheque en blanco para el bitcoin en términos de credibilidad. Se van a aprobar varios más y eso supone un antes y un después", señalan fuentes del sector.

Territorio desconocido

Dicho de otra forma, el bitcoin tiene ante sí un territorio nuevo si no hay sorpresas y los ETF ven la luz. Tras resistir contra viento y marea una durísima batalla regulatoria provocada por las malas prácticas de algunos grandes intermediarios, el mercado de las criptomonedas, con el bitcoin al frente, ha salvado su primera prueba de fuego. Muy lejos de nuevo de sus mínimos históricos -también de sus mejores momentos- intenta cambiar de velocidad.

"La aprobación de los ETF legitimaría al bitcoin, pero habrá que ver si es suficiente a la vista de que puede haber más sustos en todos ese universo tan especulativo que hay alrededor de estos activos. La SEC sigue ojo avizor, y es muy posible que asistamos a algún que otro episodio de tensión", señalan en una firma del sector que recuerda que este mercado está todavía muy lejos del nivel óptimo de maduración.

Ha habido compras relevantes en las últimas semanas, pero hay que recordar que el mercado de las criptomonedas apenas supone el 1% de la inversión total en los mercados financieros. Por lo tanto, la autorización de los ETF debería contribuir a que cada vez más inversores vean las criptomonedas como un mecanismo eficiente de diversificación de las carteras.

Algo que se ha puesto de manifiesto ahora, cuando las bolsas dudan y los mercados de deuda son un auténtico hervidero a la espera de que el BCE y la Fed afinen más sus políticas monetarias. Lo que no quiere decir que la subida esté siendo demasiado grande y rápida. Todos los ojos apuntan a los 40.000 dólares, pero los analistas más conservadores recuerdan que primero hará falta un importante movimiento de consolidación.

Artículos relacionados