La caza de nuevos clientes mo­di­fica las es­tra­te­gias de los grandes grupos

La banca estira hasta fin de año la batalla de la remuneración de las cuentas y depósitos

La nueva in­de­fi­ni­ción del BCE da alas a nuevas subidas de las ren­ta­bi­li­dades

Banca
Banca

El año entra en la recta final y los bancos se han puesto en marcha para cum­plir sus ob­je­tivos de cap­ta­ción de clientes desde la com­pe­ten­cia. No hay un me­ca­nismo más ágil y efec­tivo que el de las cuentas re­mu­ne­ra­das, que per­miten cap­turar di­nero nuevo a buena ve­lo­ci­dad. En al­gunos ca­sos, los mo­vi­mientos son de­fen­sivos para evitar que las en­ti­dades más agre­sivas hagan de las suyas en un final de 2023 que pro­mete emo­ciones fuer­tes. Pero el ex­ceso de li­quidez entre los grandes pro­voca que los plazos para hacer ofertas se es­ti­ren.

La locura se ha instalado en un segmento donde ya abundan las remuneraciones del 3% TAE (tasa anual equivalente). La última entidad en asaltar esta cota ha sido Cetelem, perteneciente a un gran grupo con tanto arraigo en España como BNP Paribas. Lo más impactante de esta oferta es que no hay saldo máximo remunerado (algo muy atractivo para las grandes sumas) y que ofrece 20 euros de bienvenida a quienes se acogen a esta oferta ‘premium’.

La otra cara de la moneda es que esta cuenta cobra una comisión de inicial de 2,99 euros que luego se reduce a 1,99 euros. “Estamos viendo cada vez más ofertas a medida, destinadas a un tipo de cliente muy concreto en cada entidad. La competencia se está disparando a toda velocidad, con condiciones muy diferentes. La vinculación establece la frontera entre unas propuestas y otras”, señalan en fuentes del sector.

Los movimientos son continuos en los últimos días. En el rango más bajo, ING acaba de anunciar que a partir del 1 de noviembre subirá la rentabilidad de su ‘Cuenta Naranja’ desde el 1,25% hasta el 1,50% TAE a los clientes que tengan domiciliada la nómina. Para el resto la mejora es desde el 0,85% hasta el 1%. Un movimiento significativo teniendo en cuenta el potencial comercial de la entidad que, entre las ‘online’, ha sido la que más dinero ha captado con diferencia en la primera mitad del año.

Rebtabilidades

Evo Banco, del grupo Bankinter, también ha subido la remuneración de su cuenta remunerada desde el 2,5% hasta el 2,85%, sólo para dinero nuevo. La entidad garantiza esta remuneración al menos hasta el 31 de enero de 2025 sin ningún tipo de condiciones ni compromisos de permanencia. Es una de las mejores ofertas entre las entidades españolas junto a la de EBN Banco, también sin permanencia y que ofrece un 3% TAE para los primeros 10.000 euros.

Todos estos movimientos se producen en paralelo al giro estratégico de Banco Sabadell, cuya cuenta al 2,5% con regalo añadido de 200 euros en efectivo era uno de los grandes reclamos del mercado español. Ahora pagará un 2% por tiempo indefinido (este es su gran plus entre los grandes bancos españoles) hasta un máximo de 20.000 euros y para todos los clientes. Un modelo que podrían seguir pronto otras entidades nacionales.

Entre las extranjeras, la batalla es continua. Sin ningún tipo de condiciones, el italiano Banca Progetto y el noruego Lea Bank están pagando el 3,35% y el 3,23% respectivamente. Al grupo de entidades más generosas se acaba de sumar el banco sueco Collector, que da un 3,05% por encima del 3,03% de la entidad de la misma nacionalidad, Klarna.

Aunque las rentabilidades de las cuentas remuneradas son cada vez más altas, los expertos creen que están lejos del techo. Máxime después de la reunión en la que el BCE ha cumplido con las expectativas de mantener los tipos de interés en el 4,5% pero en la que no ha descartado ninguna posibilidad a corto y medio plazo. Sólo ha quedado claro que los tipos seguirán en niveles elevados durante al menos dos trimestres. Buenas noticias para los ahorradores.

Artículos relacionados