BOLSA

GAM, aguantar la presión

Las ac­ciones de GAM se mueven en la parte baja de su ac­tual ten­dencia la­teral desde el pa­sado mes de abril. Tras ser uno de los va­lores más di­ná­micos del mer­cado con­tinuo en la pri­mera mitad del año ahora se ha es­tan­cado, pese a la ex­ce­lente evo­lu­ción de sus cuen­tas.

El grupo especializado en alquiler de maquinaria ha cerrado el primer semestre con un beneficio de 4 millones de euros, un 71 % superior al contabilizado un año antes, gracias al incremento del 22 % experimentado por la cifra de negocio, hasta 130,7 millones de euros.

Aunque el grupo mantiene unos niveles saludables de endeudamiento respecto al sector y una cómoda posición de liquidez, lo cierto es que la deuda se ha incrementado un 22 % entre enero y junio para rozar los 246 millones de euros. El coste financiero que eso pueda suponer en medio de la escalada de los tipos de interés es una de las grandes preocupaciones del mercado en estos momentos.

Eso sin contar con que el alto riesgo de recesión pueda comprometer su actividad de negocio en los próximos meses, pues GAM es una empresa muy ligada al ciclo económico al dar servicio a sectores muy dependientes de la buena marcha de la economía.

Estas negativas expectativas están generando presión sobre la compañía en Bolsa, pero mientras no pierda el nivel de los 1,3 euros por acción, apuntan los expertos, podrá seguir consolidando posiciones a la espera de tiempos mejores. No hay que olvidar que, pese a las dudas de estos últimos meses, el valor mantiene aún una revalorización cercana al 25 % en lo que va de año.

Artículos relacionados