La fi­lial bri­tá­nica TSB sigue cre­ciendo y ya aporta 161 mi­llones de euros al banco

Banco de Sabadell supera 1.000 millones su beneficio a septiembre, un 44,9 % más

La en­tidad abo­nará en di­ciembre un di­vi­dendo a cuenta de 3 cén­timos brutos por ac­ción en efec­tivo, un 50% más

César González-Bueno, CEO Sabadell.
César González-Bueno, CEO Sabadell.

La me­jora del margen de in­tereses en el ac­tual en­torno de subida de tipos de in­terés ha per­mi­tido al Banco Sabadell ce­rrar el tercer tri­mestre con un be­ne­ficio su­pe­rior a todo el 2022. La en­tidad ha ga­nado 1.028 mi­llones de euros en los nueve pri­meros meses del año, un 44,9 % su­pe­rior res­pecto al mismo pe­ríodo del pa­sado ejer­ci­cio. La po­si­tiva evo­lu­ción del be­ne­ficio per­mite si­tuar el Rote del grupo en el 11,6 %.

Sobre las cuentas del banco liderado por César González Bueno cabe destacar la buena evolución del margen recurrente (margen de intereses + comisiones - costes) que presenta un crecimiento del 38,8 % interanual y del 9,1 % trimestral.

“Los resultados del tercer trimestre reflejan avances significativos gracias a la involucración de todos los equipos del banco” ha señalado César Gonzalez Bueno, consejero delegado del Banco Sabadell. “Seguimos con la transformación radical de nuestro negocio con el fin de ampliar la base de clientes y elevar su vinculación, ofreciéndoles la mejor calidad de servicio” ha añadido.

En este contexto, el Consejo ha aprobado un dividendo a cuenta en efectivo de tres céntimos por acción, que se pagará en diciembre, lo que supone un 50 % más que el importe del año anterior para este pago.

El director financiero, Leopoldo Alvear, ha remarcado que “los resultados han sido ciertamente satisfactorios, un trimestre más hemos sido capaces de generar capital orgánicamente, lo que nos ha permitido situar nuestra ratio CET1 “fully loaded” en el 13,13 %. Esto ha sido posible gracias a la mejora de nuestra rentabilidad, que estamos aumentando por encima de lo previsto y ya se acerca a cubrir el coste de capital”.

El margen crece y las comisiones descienden

Los ingresos del negocio bancario (margen de intereses más comisiones netas) alcanzan los 4.559 millones de euros, un 18,7 % más en términos interanuales, y en este mismo período el margen de intereses crece un 29 %, hasta situarse en los 3.512 millones.

Por el contrario, las comisiones netas descienden un 6,3 % en los nueve primeros meses del año, hasta los 1.047 millones de euros, en tanto que el total de costes crece un 3,2 %, hasta los 2.231 millones de euros. Fruto del crecimiento de ingresos y el control de los costes, pese a la inflación, la ratio de eficiencia del grupo ha mejorado 5,3 puntos en un año, hasta alcanzar en el 48,7 % (el 43,1 % sin tener en cuenta a TSB). Además, el margen de clientes ha continuado su tendencia alcista y al término de septiembre se ha elevado al 2,99 %, tras crecer más de medio punto en un año.

El crédito vivo de Banco Sabadell cierra el mes de septiembre de 2023 con un saldo de 151.627 millones de euros, lo que representa una caída interanual del 3,3 % debido a las amortizaciones de hipotecas, la menor pujanza de la inversión empresarial, y los vencimientos de préstamos de Administraciones Públicas. En la comparativa intertrimestral, el crédito decrece un 1,4 %, impactado en parte por la estacionalidad.

En España, la nueva producción de crédito a empresas, es decir, la financiación a medio y largo plazo sin incluir el circulante, asciende a 9.024 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 8 % respecto al mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, la concesión de hipotecas muestra una mayor debilidad con una merma del 29 %, hasta los 3.010 millones de euros. La moderación de la demanda de crédito para la adquisición de vivienda contrasta con el dinamismo del crédito al consumo, que crece un 27 % en los tres primeros trimestres, en los que se ha elevado a 1.581 millones.

Idéntica tendencia al alza se observa en la facturación de tarjetas (avanza a un ritmo del 7% y asciende en los nueve meses a 17.281 millones de euros) y de TPVs, (se incrementa un 12%, hasta los 39.307 millones de euros). Los datáfonos de Banco Sabadell hicieron 1.201 millones de transacciones entre enero y septiembre.

Mientras tanto, los recursos de clientes en balance cierran el tercer trimestre en 161.973 millones de euros, lo que supone un 0,8 % menos interanual y un 0,5 % menos intertrimestral. Los saldos de cuentas a la vista se sitúan en 136.511 millones de euros, con un descenso del 7,6 % interanual.

Por su parte, los depósitos a plazo suman 24.184 millones de euros, con un alza del 52,1 % respecto a septiembre de 2022 y de un 12,6 % respecto al trimestre anterior. Los recursos de clientes fuera de balance alcanzan los 39.342 millones de euros a cierre de septiembre de 2023, lo que supone un incremento del 3,4 % interanual. Este aumento se explica, principalmente, por la buena evolución de los fondos de inversión.

La solvencia sigue mejorando

La ratio CET1 “fully-loaded” a cierre de septiembre se sitúa en el 13,13 % y aumenta 26 puntos básicos en el trimestre, mientras que la ratio de capital total asciende al 18,35 %. El MDA buffer se sitúa en 428 puntos básicos, ofreciendo un amplio colchón por encima de los requerimientos.

La ratio” loan to deposit” a cierre de septiembre de 2023 se sitúa en el 94,6 %, con una estructura de financiación minorista equilibrada, en tanto que la LCR (Liquidity Coverage Ratio) alcanza el 220 % a cierre de septiembre.

Los activos problemáticos presentan un saldo de 6.930 millones a septiembre de 2023, de los que 5.891 millones son préstamos dudosos y 1.039 millones son activos adjudicados. En el último año, los activos problemáticos se han reducido en 109 millones de euros, mientras que en el trimestre la reducción es de 41 millones.

La reducción del saldo vivo de crédito evita que esta caída de los activos problemáticos se traduzca en una caída en la ratio de morosidad, que a septiembre se sitúa en el 3,54 %, frente al 3,40 % de un año antes.

Comparado con el trimestre anterior, se mantiene prácticamente estable. La mejora de la calidad del balance se refleja en un ascenso de la cobertura de activos problemáticos, que incorporando el total de provisiones se sitúa en el 53,9 %, en tanto que la de préstamos dudosos (stage 3) asciende hasta el 56,5 %, y la de los activos adjudicados se eleva al 38,9 %.

Fruto de todo ello, el coste de riesgo del crédito mejora respecto al trimestre anterior y se sitúa en 43 puntos básicos. El coste de riesgo total del grupo también observa una tendencia positiva y se coloca en 55 puntos básicos, cinco puntos básicos mejor que al inicio del ejercicio.

Gran aportación de TSB e incremento del dividendo

El banco ha destacado también la excelente evolución de TSB tras cerrar el tercer trimestre de 2023 con un beneficio individual después de impuestos de 152 millones de libras, 161 millones de euros, un 48,1 % más en la comparativa interanual.

La entidad británica ha incrementado un 15,4 % su margen recurrente en la comparativa interanual, hasta 280 millones de libras, en tanto que el margen de intereses crece un 9,3 %, hasta 784 millones de libras. Las comisiones netas descienden un 9,6 %, a 79 millones de libras, y los costes aumentan un 3,7 % y se sitúan en 583 millones de libras.

Respecto a la retribución al accionista, Banco Sabadell ha ejecutado hasta el momento un 88,8 % de su programa de recompra de acciones. Dicho programa, establecido por un importe máximo de 204 millones de euros, se inició a principios de julio tras recibir las correspondientes autorizaciones, y tiene como objetivo reducir el capital social de Banco Sabadell mediante la amortización de las acciones propias recompradas.

El Consejo de Administración de Banco Sabadell ha acordado, con fecha 25 de octubre de 2023, la distribución de un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2023 por un importe de tres céntimos brutos por acción a pagar en efectivo, que se abonará el próximo 29 de diciembre. Este dividendo representa un 50% más respecto a la cifra abonada en el año anterior, cuando se distribuyeron dos céntimos brutos por acción como dividendo a cuenta.

Artículos relacionados