Crece el margen de in­tereses y la ratio de efi­ciencia gra­cias al mo­delo de ne­gocio

Santander gana 8.143 millones a septiembre, +11%, y aumenta el beneficio por acción un 17%

Ana Botín des­taca la alta ca­pa­cidad para se­guir creando valor para el ac­cio­nista

Ana Botin, Banco Santander
Ana Botin, Banco Santander

El re­sul­tado del tercer tri­mestre del Banco Santander ha sido ex­cep­cional con ci­fras ré­cord que han dado como re­sul­tado un in­cre­mento del be­ne­ficio por ac­ción del 17 % y un re­torno sobre el ca­pital tan­gible del 14,8 %. De este modo, el be­ne­ficio atri­buido de la en­tidad pre­si­dida por Ana Botín en los nueve pri­meros meses de 2023 ha al­can­zado los 8.143 mi­llones de eu­ros, un 11 % su­pe­riores res­pecto al mismo pe­riodo del año an­te­rior. Ha des­ta­cado el fuerte cre­ci­miento de los in­gre­sos, es­pe­cial­mente en Europa y México, neu­tra­li­zando el es­pe­rado au­mento de las pro­vi­sio­nes.

En el tercer trimestre, el beneficio atribuido aumentó un 26% (+20% en euros corrientes) frente al tercer trimestre de 2022, hasta los 2.902 millones de euros, un importante paso para cumplir sus objetivos del año.

“La decisión de adaptar el modelo operativo de las actividades de banca minorista y comercial y de consumo a nuestra estrategia es un paso decisivo para aprovechar aún más la fortaleza de nuestra red global para dar mejor servicio a nuestros clientes e incrementar la creación de valor para los accionistas” ha señalado Ana Botín sobre los resultados. Una estrategia que ha permitido al banco superar los nueve millones de nuevos clientes, incrementar los ingresos un 13 % y avanzar en la simplificación del negocio.

Todo ello, ha puntualizado Botín “ha permitido aumentar este año el valor contable tangible (TNAV) más el dividendo por acción un 12 % y el dividendo en efectivo por acción un 39 % interanual. En un entorno cada vez más incierto”.

Fortaleza de las cuentas

Buena muestra de la solidez de las cuentas del Banco Santander se observa en el aumento de la rentabilidad y el valor para los accionistas, con un retorno sobre el capital tangible (RoTE) del 14,8 % (+1,3 puntos porcentuales); un beneficio por acción (BPA) de 48 céntimos de euros, un 17% más, y un valor contable tangible (TNAV) por acción al final del tercer trimestre de 4,61 euros.

Si se tiene en cuenta el dividendo en efectivo pagado el pasado mayo contra los resultados de 2022 y el primero a cuenta de 2023 que se pagará en noviembre, el valor creado para los accionistas (TNAV por acción más el dividendo por acción) equivale a más de 8.000 millones de euros.

Los recursos de clientes repuntaron un 5 %, con un crecimiento de los depósitos del 4 % gracias al aumento en clientes minoristas y Corporate & Investment Banking (Santander CIB). Los clientes siguieron utilizando en el trimestre el exceso de depósitos para amortizar deuda, especialmente hipotecas. Por esta razón, así como por una disminución de la demanda en algunos mercados debido al incremento de los tipos de interés, el volumen de préstamos totales cayó un 2 %, aunque la financiación al consumo creció un 7%.

Aumentan las dotaciones, con morosidad estable

Las dotaciones del grupo aumentaron un 21 % en términos interanuales, un incremento previsto tras el aumento de los tipos de interés y la inflación, la normalización en Estados Unidos y la mayor cobertura de la cartera hipotecaria en francos suizos en Polonia. La calidad crediticia se mantuvo sólida, con un coste del riesgo del 1,13 %, por debajo del objetivo fijado para el conjunto del año, y mercados como Brasil han mejorado su coste del riesgo por segundo trimestre consecutivo.

La ratio de morosidad se mantuvo prácticamente estable en el 3,13 %. A cierre del tercer trimestre, la ratio de cobertura de liquidez del grupo (LCR), que mide los activos líquidos frente a las salidas esperadas de efectivo a corto plazo en un escenario de estrés, fue del 161 %. A septiembre de 2023, el colchón de liquidez, compuesto por activos líquidos de alta calidad (HQLA), superó los 331.000 millones de euros, de los que 210.000 millones eran en efectivo, lo que equivale a más del 20 % de la base de depósitos del banco.

La ratio de capital CET1 fully-loaded creció hasta el 12,3 %, por encima del objetivo de capital del grupo, gracias a la fuerte generación de capital orgánico bruto (+45 puntos), que compensó cargos para un pago futuro de dividendo en efectivo correspondiente a los resultados de 20233, la recompra de acciones en curso y otros impactos.

Negocio más sencillo, integral y digital

La cartera de préstamos y depósitos del grupo está muy diversificada en todas las líneas de negocio y geografías. Los depósitos mantienen una estructura estable: aproximadamente el 75 % son transaccionales y más del 80 % de los depósitos de particulares están asegurados con sistemas de garantía de depósitos.

Los ingresos crecieron un 13 %, hasta los 43.095 millones de euros, tras aumentar el número de clientes en nueve millones, lo que sitúa el total en 166 millones. El repunte de la actividad de los clientes y de los tipos de interés propició un incremento del 16 % del margen de intereses.

Los ingresos por comisiones aumentaron un 6 %, impulsados por las ventas de productos de valor añadido, especialmente en los negocios globales. Estos negocios representan el 38 % de los ingresos totales y el 42 % de los ingresos por comisiones. El margen de intereses y los ingresos por comisiones suponen el 96 % de los ingresos totales del grupo, lo que refleja la calidad de los resultados del banco.

El grupo sigue avanzando en la simplificación de su oferta de productos y acelerando su transformación digital para ofrecer mejores servicios a los clientes y mejorar la eficiencia. El crecimiento de los ingresos (+13 %) superó al de los costes (+10 %), lo que propició una mejora de la ratio de eficiencia de 1,5 puntos, hasta el 44 %, impulsada por la transformación del grupo hacia un modelo más sencillo, digital e integrado. La entidad siguió reduciendo los costes en términos reales (-0,5 %).

Banco Santander se reafirma de este modo como uno de los bancos más grandes del mundo. Su capitalización bursátil a finales de septiembre era de 58.600 millones de dólares con una sólida presencia en diez mercados principales en Europa y América, con cerca de cuatro millones de accionistas.

Artículos relacionados