COMERCIO EXTERIOR

Las exportaciones españolas pierden fuelle aunque el déficit comercial se reduce

España ofrece un mejor saldo ex­te­rior que sus com­pe­ti­dores co­mu­ni­ta­rios

Exportaciones
Exportaciones

El valor de las ex­por­ta­ciones es­pañolas en agosto ha re­pe­tido el pa­trón de los úl­timos diez años, aunque con menos vi­gor. Las ex­por­ta­ciones bajan en tasa in­ter­men­sual res­pecto a julio un 14% y en tasa in­ter­anual un 10%. La evo­lu­ción de las im­por­ta­ciones sigue el mismo pa­trón, des­censo in­ter­men­sual e in­ter­anual. El dé­ficit co­mer­cial, 4.435,1 mi­llones de euros en agosto, baja sus­tan­cial­mente en re­la­ción a los 7.937,2 mi­llones de euros en agosto de 2022.

El menor déficit comercial unido a la positiva evolución de los servicios, especialmente el turismo, confirma la saneada situación del comercio exterior de España.

La distribución geográfica de los intercambios con el resto del mundo registra una ligerísima disminución, el pasado agosto, del superávit con la UE y la Eurozona. Por el contrario, se recorta prácticamente a la mitad el déficit comercial de España con los países extracomunitarios gracias a la bajada de precios de los productos energéticos.

China recupera posiciones

Entre los países extracomunitarios, China en el mes de agosto recupera el primer puesto como proveedor de España. Un 10,9% del total de las importaciones españolas proceden de China, superando el 10,5% de origen Alemania.

En el periodo enero-agosto de 2023 las exportaciones españolas crecieron a una modesta tasa interanual del 1,8%. El déficit comercial se recortó prácticamente a la mitad y el índice de cobertura exportación-importación se situó en el 90,9%.

La maquinaria y los bienes de equipo continúan ocupando el primer lugar en la exportación española, a continuación, vienen alimentos y bebidas y el sector químico; el automóvil ocupa el cuarto puesto, pero en estos primeros ocho meses de 2023 sus ventas han avanzado a una tasa interanual del 28%.

Importancia de la UE

La distribución geográfica del comercio exterior de España confirma la enorme importancia de la UE como cliente a la vez que crecen los intercambios con los EEUU y la dependencia de China como gran suministrador. En los ocho primeros meses de 2023 China vendió a España mercancías por un valor de 29.718 millones de euros y EEUU por un valor de 18.767 millones de euros.

Ahora bien, mientras las exportaciones españolas a EEUU en ese período de tiempo sumaron 18.747 millones de euros, intercambios aceptablemente equilibrados teniendo en cuenta la dependencia del gas licuado, las ventas españolas a China sólo alcanzaron 4.967,4 millones de euros.

Antes de la entrada de España en la UE los EEUU era su principal proveedor y cliente en el comercio de mercancías. Después de la entrada en la UE China es el principal proveedor de España y un modesto comprador.

En comparación con otros competidores comerciales ,las ventas de mercancías españolas al exterior crecieron el período enero-agosto 2023 a una tasa interanual del 1,8% mientras que la media de las exportaciones de la UE solo avanzaba un 0,6% y descendían las ventas de la eurozona en un 0,1%. Las exportaciones de Alemania crecen a una tasa interanual del 1,5% y las de la República China un 0,8%.

El comercio mundial pierde intensidad, aunque mantiene cifras positivas a la vez que la posición de España confirma una saneada situación con el resto del mundo.

Artículos relacionados