Monitor de Infraestructuras

FCC construirá un nuevo puente en Oporto para una línea de metro por 379,5 millones

En con­sorcio con la por­tu­guesa Alberto Couto Alves, tendrá una lon­gitud de 835 me­tros y una al­tura de 70 me­tros

Junta General Extraordinaria de FCC
Junta General Extraordinaria de FCC

Un con­sorcio for­mado por FCC y la por­tu­guesa Alberto Couto Alves se ha ad­ju­di­cado un con­trato para cons­truir una nueva línea de metro en Oporto por 379,5 mi­llones de eu­ros, que in­cluirá un nuevo puente sobre el río Duero. Será el sép­timo puente que en­laza Oporto con la ciudad de Vila Nova de Gaia, al otro lado del río; tendrá una lon­gitud de 835 me­tros a una al­tura de 70 me­tros y es­tará re­ser­vado ex­clu­si­va­mente al uso de ci­clistas y pea­to­nes, además del tren.

De hecho, será una de las pocas vías de comunicación de este tipo en Portugal que no está destinada a un propósito vial. El puente se llamará 'Ponte D. Antónia Ferreira, a Ferreirinha', en referencia a una empresa del siglo XIX que se dedicó al negocio del vino de Oporto, denominación elegida en votación abierta al público.

Asimismo, la nueva línea se llamará Rubí (Ruby en portugués), en alusión a uno de los estilos del famoso vino de Oporto que se produce en las bodegas de Vila Nova de Gaia y en consonancia con los nombres del resto de líneas del metro de la ciudad, que responden a colores (azul, roja, verde, amarilla, violeta, naranja y ahora rubí, además de otra nueva rosa que está construyendo Ferrovial).

La Rubí tendrá una longitud de 6,3 kilómetros desde la Casa da Música hasta Santo Ovidio, con seis paradas intermedias (Campo Alegre, Arrábida, Candal, Rotunda, Devesas y Soares dos Reis). Tres de ellas estarán en la superficie y cinco bajo tierra.

La inversión total en la línea será de 435 millones de euros, siendo el mayor proyecto en términos de inversión dentro de los fondos europeos asignados a Portugal con el Plan de Recuperación y Resiliencia, según ha detallado Metro do Porto en un comunicado.

Esta empresa pública defiende que los beneficios sociales, económicos y ambientales de la Línea Ruby alcanzarán los 1.700 millones de euros. Las obras del contrato deberán completarse a finales de 2026.

Artículos relacionados