El tes­ti­monio de Carlos Torres (BBVA) en sede ju­di­cial sería nulo a todos los efectos

La Audiencia Nacional fuerza el cierre de la instrucción del caso FG-BBVA-Villarejo en tres meses

La Sala 3 de lo Penal ad­mite par­cial­mente un re­curso del BBVA contra la úl­tima pró­rroga

Carlos Torres, BBVA.
Carlos Torres, BBVA.

Giro sig­ni­fi­ca­tivo en la ins­truc­ción del caso se­guido contra el ex pre­si­dente del BBVA Francisco González, va­rios ex di­rec­tivos del BBVA y el ex co­mi­sario José Villarejo por el es­pio­naje desde 2004 hasta 2017 a po­lí­ti­cos, em­pre­sa­rios y pe­rio­dis­tas. La Sala 3 de lo Penal de la Audiencia Nacional ha dic­tado un auto que fuerza a la Sala 6 que pre­side el juez Manuel García Castellón a ce­rrar la ins­truc­ción el pró­ximo 29 de enero de 2024. Esto es, en tres meses y seis días. Asimismo de­clara sin va­lidez las di­li­gen­cias rea­li­zadas desde julio por la ins­truc­ción, in­clu­yendo la de­cla­ra­ción como tes­tigo del pre­si­dente del BBVA Carlos Torres el pa­sado 16 de oc­tu­bre.

En el auto, conocido este este lunes pero que lleva fecha del pasado viernes 20 de octubre y al que ha tenido acceso www.capitalmadrid.com, la Sala 3 de la Audiencia acuerda "ESTIMAR PARCIALMENTE el recurso de apelación interpuesto por el procurador señor Rodríguez Nogueira, en representación de Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, S.A., contra el auto de fecha 25 de julio de 2023, dictado por el Juzgado Central de Instrucción número 6, en sus Diligencias Previas número 96/2017"

En consecuencia, la Sala 3 admite prorrogar el periodo ordinario de instrucción por un plazo de seis meses, desde el 29/07/2023 hasta el 29/01/2024”, pero al mismo tiempo fuerza a cerrar la instrucción el 29 de enero de 2024. No cabe, como resultado, realizar ninguna extensión de la instrucción a partir de dicha fecha; es decir tres meses y seis días más.

El auto, además, revoca otros pronunciamientos de la última prórroga realizada por la Sala 6, que el auto no específica pero que se relacionan con diligencias adoptadas a partir de la fecha del recurso del BBVA, es decir el 25 de julio de 2023.

Como resultado de este auto, expertos jurídicos señalan que a partir de la fecha en que se cierre la instrucción, el magistrado García Castellón deberá proceder a establecer la fecha definitiva de la apertura del juicio oral y proceder a señalar a la más de media docena de imputados como acusados o, en su defecto, liberarlos de la condición de investigados.

El auto de la Sala 3 señala, sin especificar, que "revocamos y dejamos sin efecto en cuanto a los demás pronunciamientos de su parte dispositiva, sin perjuicio de lo que mandamos a continuación:

A) El Juzgado a quo deberá, en el plazo de prórroga expresado, exclusivamente:

1.o Practicar las diligencias de investigación acordadas con anterioridad al auto últimamente mencionado de 25 de julio de 2023, para lo que podrá decidir lo que estime pertinente, incluso aprovechando lo ya decidido al respecto; y

2.o Recibir las diligencias de investigación igualmente acordadas con anterioridad al auto de 25 de julio de 2023.

B) No serán válidas las diligencias de investigación acordadas ex novo en el auto de 25 de julio de 2023 o con posterioridad a éste.

C) No habrá lugar en ningún caso a una nueva prórroga del plazo de instrucción. Y todo con declaración de oficio de las costas de esta alzada".

Expertos jurídicos destacan que, en virtud de este auto, las diligencias practicadas por la Sala 6 desde la presentación del recurso del BBVA el pasado julio puedan ser nulas o sin efecto jurídico alguno. Entre ellas está la declaración en calidad de testigo del presidente del BBVA, Carlos Torres, realizada el pasado 16 de octubre. Y en la que, en un interrogatorio de más de 3 horas, afirmó no saber nada, hasta 2018, del encargo realizado por su predecesor, Francisco González, a la empresa Cenyt del ex comisario Villarejo para resistir ante el intento de contrrol del BBVA por parte de la empresa Sacyr Vallehermoso.

No obstante, otros expertos consultados por www.capitalmadrid.com, manifiestan lo contrario y señalan que podría darse el caso que la declaración como testigo de Carlos Torres pueda formar parte de las diligencias de la instrucción previas al recurso del BBVA de julio.

En cualquier caso califican este matiz de irrelevante porque como testigo Torres no aportó nada a la instrucción, salvo que se demuestre que faltó a la verdad en su testimonio al insistir que no supo del encargo a la empresa Cenyt de Villarejo hasta 2018 y que, por lo tanto, desconocía que dicho comisario prestó sercvicios desde 2004 hasta 2017, fecha en la que se abrió la causa 96/2017.

Asimismo consideran que en el juicio oral podría verse involucrado en el conocimiento de la trama por alguno de los imputados, lo que dejaría en manos del magistrado García Castellón, los fiscales o incluso los eventuales acusados el ser llamado a declarar a efectos de clarificar las acusaciones y eventualmente ser encausado.

La instrucción de la causa 96/2017, como su fecha indica, cumplirá casi siete años cuando se cierre en enero de 2024 y ha sido prorrogada, dada su complejidad, hasta cinco veces. Las dos últimas han contado con la queja del BBVA que señala que mantenerla instrucción abierta "atenta a su imagen".

Tanto la Sala 6 como los fiscales del caso de Anticorrupción que llevan el caso argumentan que parte de estas prórrogas se deben al retraso del propio BBVA en entregas pruebas testificales, entre ellos denominados "hits" de. la documentación telemática que tiene el BBVA sobre el caso.

Artículos relacionados