Endesa ejecuta el 70% de la reconstrucción del anillo eléctrico de La Palma destruido por el volcán

Endesa, anillo eléctrico La Palma.
Endesa, anillo eléctrico La Palma.

Endesa ha pre­sen­tado este martes el de­ta­llado pro­ceso que la em­presa e-­dis­tri­bu­ción, la fi­lial de Redes de Endesa, ha se­guido para lo­grar re­cons­truir el doble ani­llado eléc­trico que unía el norte con el sur de la Isla. En apenas dos años la com­pañía ya ha cul­mi­nado el 70 por ciento de la nueva red de dis­tri­bu­ción eléc­trica, des­pués de que la an­te­rior que­dara com­ple­ta­mente des­truida por el em­puje del volcán Tajogaite.

Endesa ha invertido hasta el momento 6 millones de euros en el complejo proyecto de reconstrucción del enmallado eléctrico de La Palma y en la construcción de nuevas edificaciones claves en el funcionamiento energético, como el centro de reparto de Tajuya y 12 centros de transformación que quedaron arrasados por el impacto de la erupción volcánica. La inversión total del proyecto, cuya finalización está prevista para mediados de 2024, se calcula en 11 millones.

El nuevo trazado eléctrico de La Palma está más integrado en el paisaje al incluir 34 kilómetros de red subterránea, de los que ya se han completado 9 kilómetros y antes de finalizar el año se espera la incorporación de 8 kilómetros más.

Para el primer semestre de 2024 se planea la ejecución de la segunda parte del proceso con la puesta en servicio de otros 17 kilómetros de líneas subterráneas, así como que finalicen la obras del nuevo centro de reparto de Tajuya y completar la construcción de 12 centros de transformación diseminados por los municipios de Los Llanos de Aridane, Tazacorte y El Paso. De hecho, 5 de los centros transformadores ya están finalizados y en funcionamiento.

La culminación del centro de Tajuya supondrá la interconexión de varias líneas, lo que dará una mayor estabilidad a la red eléctrica de La Palma. Los técnicos de Endesa coinciden en que el nuevo circuito eléctrico de media tensión de La Palma ha mejorado con respecto al anterior. Destacan que se ha utilizado tecnología más avanzada y que al ser una red subterránea otorga mayor fiabilidad, reduce la posibilidad de averías y está más protegida de condiciones meteorológicas adversas.

El nuevo proyecto de restitución del anillado eléctrico de La Palma pasará a la historia por la complejidad técnica, por su elevada inversión y por la puesta en marcha de soluciones creativas y novedosas en la fase de desplegar el tendido eléctrico a nivel subterráneo.

En este sentido, destaca la solución dada por los técnicos de e-distribución a las altas temperaturas que aún se registran en la corteza terrestre de la Isla y que, en un momento dado, amenazaban con causar daños importantes al tendido subterráneo. Este problema se ha sorteado con la fabricación de unos canales prefabricados especiales que sirven de protección a los cables.

También supuso para la compañía un reto trabajar en un paisaje que se ha visto totalmente transformado en determinados puntos por la lava, con la dificultad que supone avanzar las obras sobre un terreno de especial dureza.

Artículos relacionados