El sector prevé man­tener esta es­tra­tegia para lo que queda del año 2023

La banca ajusta al alza el precio de las hipotecas mientras prepara ofertas exprés

Las en­ti­dades tras­ladan a los tipos fijos de los prés­tamos las subidas del BCE

Bancos.
Bancos.

Nada mejor que un arranque de tri­mestre -sobre todo si es el úl­timo del año- para marcar las pautas de una nueva es­tra­te­gia. La banca es­pañola está mos­trando todas sus cartas en un mes de oc­tubre en el que, por ac­ción o por de­ja­ción, está po­niendo negro sobre blanco por dónde van los tiros a partir de ahora: mien­tras en­ca­rece los pre­cios de las hi­po­te­cas, deja de mo­mento en sus­penso cual­quier me­jora de la ren­ta­bi­lidad de de­pó­sitos y cuen­tas.

Las últimas semanas indican como el sector financiero ha empezado a cubrirse se la subida del precio del dinero hasta el 4,5%. Tras la vuelta del verano, entidades tradicionales y neobancos de referencia en el mercado hipotecario han elevado el coste de las hipotecas a tipo fijo. El resultado es que apenas seis entidades ofrecen tipos fijos por debajo de los niveles del Euribor -que parece que no tiene fuerzas para ir mucho más allá del 4,2%- en un continuo ajuste al alza.

¿Está perdiendo competitividad el mercado? En absoluto, porque todavía hay muy buenas ofertas (Coinc, Openbank o Evo Banco ofrecen préstamos fijos por debajo del 3,9%), pero el conjunto del sector se ha embarcado en un viaje en el que también encarece las hipotecas variables. En este caso, lo hace elevando la parte fija que se paga normalmente durante el primer año y en algunos casos durante 24 meses.

Y, en paralelo, el sector refuerza su apuesta en hipotecas mixtas, con dos grandes grupos como Santander y Bankinter al frente del movimiento, incluidas sus marcas online. “Creemos que la mixta es la sustituta de la variable. También hemos tenido que ajustar al alza los tipos de interés (apenas hay tres ofertas por debajo del 3,6% TAE), pero sí vamos a ser competitivos en algún producto, es aquí”, señalan desde una entidad mediana.

Los tipos, por encima del 3,84%**

Pero no hay verdades absolutas en un negocio hipotecario donde el tipo medio (sin incluir comisiones) se situaba en agosto de 2022 en el 2,03% y que ahora alcanza el 3,84%. En 12 meses casi se ha doblado el coste de financiar la compra de una vivienda, y eso hace que muchas familias ya no puedan optar a la compra de una casa. Sin embargo, los posibles compradores se pueden encontrar con alguna sorpresa positiva antes de fin de año.

“Son muchos los bancos que se han quedado lejos de sus objetivos de captación en hipotecas en 2023. Varios de ellos van a pisar el acelerador en estas últimas semanas del ejercicio para conseguirlos y creo que podremos ver ofertas puntuales muy atractivas. Todo lo que sea poder asegurar un tipo fijo en el entorno del 3,5% sería un auténtico logro en este momento. Creo que va a haber buenas oportunidades”, aseguran en una entidad hipotecaria.

Después de un gran bajón en la producción de hipotecas (y también en la de los préstamos a empresas, con una caída de 20.000 millones de euros en lo que va de año), las entidades necesitan maquillar sus números con promociones de última hora que los expertos advierten que serán rápidas. Por lo tanto, cazar una ganga de última exigirá agilidad y suerte. Porque lo que viene después es una larga travesía del desierto de tipos de interés muy altos.

Artículos relacionados