ECONOMÍA

El FMI advierte de la incertidumbre en España por la falta de Gobierno

Recomienda dejar ex­pirar las me­didas de apoyo des­ple­gadas du­rante la crisis y re­formar las pen­siones

Pedro Sánchez, Pte. del Gobierno.
Pedro Sánchez, Pte. del Gobierno en funciones.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha des­ta­cado que la si­tua­ción pre­su­pues­taria en España "es muy si­mi­lar" a la de otros países eu­ro­peos, con la ne­ce­sidad de que la con­so­li­da­ción fiscal sea "una prio­ri­dad", aunque ha ad­ver­tido de que la si­tua­ción en cuanto a la for­ma­ción de Gobierno "añade in­cer­ti­dum­bre".

"Necesitaremos consolidación fiscal, por lo que debe ser una prioridad para el Gobierno", ha señalado el responsable del Fondo para Europa, Alfred Kammer, en una rueda de prensa en el marco de la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial en Marrakech, donde ha reiterado la recomendación de implementar reformas que mejoren el crecimiento, así como reformas estructurales que ayuden a mejorar la productividad en el medio plazo.

En cualquier caso, el funcionario ha advertido, en referencia al actual proceso de formación de Gobierno en España, de que "por supuesto eso añade incertidumbre sobre cómo será la política" y dicha incertidumbre persistirá hasta que hay un nuevo Ejecutivo que posteriormente tendrá que explicar sus políticas con más detalle.

En cualquier caso, de cara al ajuste que España debe afrontar para 2024, el FMI considera que "una parte importante" del mismo puede provenir que la finalización prevista de las medidas desplegadas para abordar la crisis energética y otras medidas más generales para aliviar el aumento del coste costo de la vida.

"Esa es nuestra recomendación. Deberían dejar que caduquen porque los precios de la energía se han normalizado", ha apuntado Laura Papi, asistente del Departamento Europeo del FMI.

A medio plazo, la funcionaria de la institución internacional ha añadido que otras posibles medidas de consolidación recomendadas serían una expansión de la base imponible, reduciendo las deducciones relacionadas con el IVA, además de apreciar "alguna otra necesidad de reforma en el lado de las pensiones".

En sus últimas proyecciones macroeconómicas para España, el FMI confía en que el país logrará el próximo año rebajar el desequilibrio de sus cuentas públicas por debajo del umbral del 3%, cuando el déficit se situará en el 2,957% del PIB, frente al 3,921% estimado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para 2023.

Sin embargo, a medio plazo, las proyecciones del FMI contemplan que el déficit de España se mantendrá en torno al 3,4% del PIB durante el resto de ejercicios del horizonte temporal de sus proyecciones macroeconómicas, que alcanza hasta 2028.

En cuanto a la deuda pública, el organismo dirigido por Kristalina Georgieva espera que cierre el presente curso en el 107,3% del PIB, frente al 111,6% de 2022, para seguir reduciéndose en los siguientes año, hasta el 104,7% en 2024 y al 103,9% un año después, manteniéndose en torno al 103,8% hasta 2028.

"Nos sentimos alentados por las salvaguardias establecidas en el sistema; sin embargo, se ha dependido más de los ingresos que de las medidas de gasto y creemos que las medidas de gasto deberían incluirse en el panorama porque eso favorecería más a los grupos jóvenes y eso es lo que se necesita para el futuro", ha advertido Papi.

En su informe 'Perspectiva Económica Mundial', presentado esta semana, el FMI mantiene a España como la gran economía desarrollada que más crecerá este año y el siguiente, con una expansión del 2,5% y del 1,7%, respectivamente.

A más largo plazo, las previsiones de la entidad contemplan una expansión de la economía española del 2,1% en 2025 y del 1,8% en 2026, mientras que un año después el crecimiento del PIB será del 1,7% y del 1,6% en el último año de la proyección.

De tal manera, la economía española seguirá creciendo durante los próximos años por encima del promedio de la zona euro, para la que el FMI contempla una expansión del 0,7% este año y del 1,2% el siguiente, con un crecimiento del 1,8% en 2025 y del 1,7% de 2026, mientras que para 2027 y 2028 anticipa una expansión del 1,5% y del 1,3%, respectivamente.

El crecimiento de la economía española permitirá seguir reduciendo la tasa de paro, la mayor entre los países del euro, que se situará en el 11,8% en 2023, frente al 12,9% del año pasado, pasando al 11,3% en 2024 y situándose en torno al 11,1% en los ejercicio siguientes.

En este sentido, las proyecciones del FMI contemplan que la cifra de ocupados en España seguirá aumentando este año y el próximo, únicos para los que hay datos, cuando la métrica alcanzará los 20,73 millones en 2023 y hasta un récord de 20,93 millones en 2024, superando así el máximo de 20,58 millones de ocupados alcanzado en 2007.

Artículos relacionados