Unos pre­cios mucho más ase­qui­bles y la ren­ta­bi­lidad por al­qui­ler, claves en la subida

La Comunidad Valenciana da el 'sorpasso' a Madrid y Cataluña en compras de viviendas

Las di­fe­ren­cias con Madrid son es­pec­ta­cu­lares en los siete pri­meros meses del año

Viviendas en Valencia.
Viviendas en Valencia.

La dispar evo­lu­ción de los pre­cios en las áreas geo­grá­ficas que cu­bren el grueso de las com­pra­ventas de vi­viendas en España está dando un cambio es­pec­ta­cular al rán­king de ope­ra­ciones por co­mu­ni­dades au­tó­no­mas. Eso dicen las ci­fras del Instituto Nacional de Estadística (INE) hasta ju­lio, que mues­tran como la Comunidad Valencia ha des­ban­cado a Cataluña y a Madrid y ya sólo tiene por de­lante a Andalucía, que por ex­ten­sión siempre li­dera las es­ta­dís­ti­cas.

Lo que podríamos denominar como 'fenómeno Valencia' no deja de crecer a lo largo de 2023, un año en el que las compraventas en la comunidad ya están a las puertas de las 60.000. Algo más que Cataluña y nada menos que un 25% por encima de Madrid. ¿Quiere esto decir que la capital y sus alrededores están perdiendo pujanza? No, en absoluto, pero sí indica que la evolución de los precios está marcando las nuevas decisiones de compra.

"Madrid capital sigue siendo un mercado extraordinariamente ágil, pero como es lógico empieza a pagar los excesos de los últimos años. En las zonas top, el retroceso de los precios registrado en el tramo final de este verano es todavía testimonial, sobre todo si se tiene en cuenta que venimos de máximos históricos de más de 7.500 euros por metro cuadrado en barrios como el de Salamanca", señalan en una gran consultora.

Además, hay un problema claro de oferta en Madrid y Cataluña que también está frenando las operaciones. En este escenario, la comunidad valenciana está ganando adeptos a toda velocidad. Lo tiene todo para salir vencedora en el arco mediterráneo: precios mucho más asequibles que en Cataluña, unas buenas comunicaciones y una abundante producción de vivienda nueva que garantiza que la demanda está más que abastecida.

"Estamos notando como la demanda se está desplazando hacia Valencia a medida que suben los precios de las hipotecas (el coste medio ha crecido casi un 90% en los últimos doce meses) y se encarece el proceso de compra. Muchos inversores que ya no pueden financiar sus compras en las zonas top de Madrid o de Barcelona buscan ahora alternativas, y Valencia se está convirtiendo en el objetivo número uno", señalan en fuentes del sector.

Rentabilidad del 9,6%

En estos momentos, la rentabilidad de compnar una vivienda para ponerla en alquiler se sitúa en el 9,6% en Valencia y su provincia, según datos de Fotocasa. No hay rendimientos más elevados en el resto de las comunidades, mientras que Barcelona y Madrid se quedan muy lejos con retornos por alquiler de 6,9% y del 5,8%. Por lo tanto, la comunidad valenciana tiene a su favor en estos momentos una enorme ventaja competitiva.

Y también el equilibrio entre ubicación, calidad de producto, precio y tipología de compradores. Este último punto es muy importante, porque en la comunidad valenciana confluyen tanto los que buscan la primera vivienda como los que, en plena consolidación del teletrabajo, eligen su segunda residencia para pasar largas temporadas. Estos perfiles se completan con los ya mencionados inversores, que crecen en cantidad.

Uno de los elementos más destacados es la consolidación de un gran destino como Alicante, que en estos momentos representa algo más del 50% de las transacciones en la comunidad. El resto corresponde a Valencia y Castellón. Por lo tanto, hay una gran diversidad de destinos muy atractivos para el potencial comprador que hacen que la comunidad sea un gran generador de operaciones más allá del factor estacional.

La gran cuestión es si se va a consolidar en los próximos meses el 'sorpasso' a Cataluña y Madrid. "Eso está por ver, porque hablamos de mercados muy dinámicos que ahora están en plena fase de consolidación. Pero creo que a partir de ahora la comunidad valenciana va a ser un duro competidor en este ciclo de tipos de interés muy altos que ha llegado para quedarse mucho tiempo", señalan desde una gran consultora inmobiliaria internacional.

Artículos relacionados