BOLSA

IAG y el sector, tambores de guerra

El grave con­flicto abierto en Israel ha hecho saltar las alarmas en las em­presas li­gadas al sector tu­rís­tico y en es­pe­cial entre las ae­ro­lí­neas in­ter­na­cio­na­les. La co­ti­za­ción de IAG es una de las que más está su­friendo por la sa­lida pre­ven­tiva de los in­ver­sores ante un po­sible cierre aéreo que afecte a toda la re­gión.

Un escenario que rompería la positiva evolución de la compañía en Bolsa después de haber vuelto a la senda del beneficio en el primer semestre del año con unas ganancias de 1.260 millones de euros marcada por los ingresos extraordinarios.

Una mejora de las cuentas que había animado al grupo a plantear la renovación y crecimiento de su flota de aviones. Para ello, según informaciones de Reuters, habría iniciado conversaciones tanto con Boeing como con Airbus con el fin de estudiar un posible pedido de aparatos de fuselaje ancho más eficientes.

La idea es ir sustituyendo su vieja flota de Boeing 777, en especial en British Airways. Una decisión que ahora podría verse comprometida a la espera de comprobar cómo evoluciona el conflicto de Oriente Medio.

Esta circunstancia ha provocado fuertes descensos en la cotización de IAG que ha perdido en una sesión buena parte del 6 % ganado la semana pasada. El avance en el acumulado del año se reduce de este modo por debajo del 25 %, pero lo peor de todo es que compromete el proceso de recuperación puesto en marcha en las últimas semanas.

Artículos relacionados