Defienden con­cen­trar los ser­vi­cios de los ayun­ta­mientos de menos de 5.000 ha­bi­tantes

Los empresarios reclaman una reforma de la Administración para ahorrar 50.000 millones

El Círculo plantea si­tuar el gasto pú­blico en el 40% del PIB en 2024 frente al 50,6% ac­tual

Manuel Pérez-Sala, Circulo de Empresarios.
Manuel Pérez-Sala, Circulo de Empresarios.

El Círculo de Empresarios pro­pone una re­forma de las ad­mi­nis­tra­ciones pú­blicas que, de apli­carse, su­pon­dría un ahorro de 48.600 mi­llones de euros en los pró­ximos tres años, sin que para ello su­ponga re­cortar los ser­vi­cios sino ser más efi­ciente en el gasto. España es uno de los países de la Unión Europea donde más ha cre­cido el gasto pú­blico sobre el PIB hasta el punto de que se ha si­tuado en el 50,6% del PIB, frente a una media del 40%. Defiende que los ayun­ta­mientos de menos de 5.000 ha­bi­tantes de­be­rían in­te­grarse.

El documento elaborado por el Círculo advierte de que en el actual contexto de inflación alta y elevadas tasas de crecimiento del PIB nominal, existe la oportunidad de plantear una senda temporal razonable de reducción del gasto público sobre el PIB hasta situarlo en el 40%, a la vista de los ingresos fiscales que se disponen.

Las partidas donde se producen más desviaciones respecto a otros países son en un primer apartado en los gastos financieros que las diferentes administraciones deben soportar por el nivel fuerte de endeudamiento. En segundo lugar, están los gastos por desempleo que se generan por la elevada cifra de parados que hay en España.

“Gastemos en consonancia con la capacidad de ingresos que tiene la economía española. Con un nivel de paro que reduce enormemente la capacidad de recaudación”, ha señalado el presidente del Círculo de Empresarios, Manuel Pérez Sala. La propuesta que hacen los empresarios no supone reducir los servicios que prestan tanto la Administración Central, las Comunidades Autónomas, ayuntamientos, diputaciones y diferentes organismos sino que el gasto se lo más eficiente posible.

Reformar las administraciones locales

Pérez-Sala ha puesto especial énfasis en la necesidad de afrontar una reforma de las administraciones locales, es decir de los ayuntamientos. “En España, tenemos 8.100 ayuntamientos, sin que esta cifra se haya reducido en los últimos dos siglos, algo que no se comprende”, ha señalado.

En ese sentido, ha recordado que existen varios estudios en los que se deja claro que la media de los ayuntamientos debería ser de 15.000 habitantes para tener de forma individual los servicios que se necesitan. De ahí para abajo, se necesita establecer un grado de concentración a muchos niveles.

Por ese motivo, considera que debería producirse una concentración de servicios que sirvieran para varios ayuntamientos y evitar las duplicidades que se producen. En su informe, señalan que los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes deberían integrarse.

El Círculo entiende que “un mayor gasto público no tiene por qué suponer necesariamente unos mejores servicios públicos”, y subraya que “su evolución continua en busca de una mayor eficiencia y eficacia es la mejor manera de garantizar todos los recursos necesarios para las políticas prioritaria.

Una vez establecido el citado límite del gasto sobre el 40% del PIB, habría que establecer la senda temporal para alcanza un saldo propuesto de medio plazo a tres años, compatible con el nivel de ingresos y gastos públicos definidos, así como una trayectoria temporal para la progresiva reducción de la deuda pública a un nivel sostenible.

Administrar mejor y más eficiente

El documento denominado “Unas Administraciones Públicas más eficientes y modernas”, señala que una reestructuración completa de las Administraciones Territoriales, centrada en administrar mejor y de forma más eficiente, priorizando el mantenimiento de servicios y prestaciones frente al coste de la administración, “generaría un potencial ahorro de entre 10.300 millones y 16.100 millones de euros”.

En una primea fase, se abordaría la racionalización de parte del gasto de las Diputaciones, así como la integración en mancomunidades, áreas metropolitanas o comarcas de los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes. En una segunda fase, garantizada la mejor prestación de servicios y suministros, se podría llegar a la supresión del nivel político-administrativo intermedio entre CCAA y Ayuntamiento.

Esta reducción de estructuras administrativas supondría un potencial ahorro en gasto de personal. En el caso de las CCAA, que emplean al 60% de los asalariados públicos, el ahorro podría estimarse en unos 11.600 millones y en la Administración Central (Estado, organismos autónomos y otras entidades), que emplean al 19%, en unos 2.100 millones de euros.

Igualmente, plantean unos ahorros en Educación y en Sanidad que, sin merma de calidad, podrían llegar a casi 940 millones en el caso educativo y de 1.800 millones en el sanitario, excluida también la remuneración de personal y el gasto en farmacia.

El Circulo recuerda finalmente la “clara oportunidad que supone el Plan Europeo de Recuperación para financiar estas reformas. “Se trata de una ocasión única que ha de ser aprovechada antes de que la reforma venga impuesta por futuras estrecheces de financiación por parte del sector público”.

Artículos relacionados