Con una par­ti­ci­pa­ción del 25% va­lo­rada en 4.800 mi­llo­nes, el grupo nor­te­ame­ri­cano pro­sigue su ex­pan­sión

Repsol sacará a Bolsa en 2026 su negocio de 'upstream' tras la compra de EIG

Imaz señala que la venta de­muestra que la ac­ción está "infravalorada" y an­ti­cipa una fuerte subida

Brufau, Imaz y el consejero delegado de EIG.
Brufau, Imaz y el consejero delegado de EIG.

Repsol y el in­versor nor­te­ame­ri­cano EIG han acor­dado la compra del 25% del ne­gocio de 'Upstream' de la ener­gé­tica es­pañola por un precio de 4.800 mi­llones de dó­la­res, según ha anun­ciado este miér­coles la com­pañía. Ambas partes se plan­tean la sa­lida par­cial a la bolsa es­ta­dou­ni­dense de este ne­go­cio, dentro de su pro­ceso de trans­for­ma­ción es­tra­té­gica. A la ener­gé­tica es­pañola le pesa mucho en su ba­lance la ac­ti­vidad pe­tro­lera, de la que desea des­pren­derse.

Esta transacción, aprobada por el consejo de administración de Repsol, valora el negocio de Exploración y Producción de la compañía en 19.000 millones de dólares, por encima del consenso de analistas.

De esta manera, según ha informado una nota de Repsol, la compañía que preside Antonio Brufau y dirige Jose Imaz, "impulsa su transformación en compañía multi energética, refuerza su liderazgo en la transición energética y adelanta el cumplimiento de objetivos clave del Plan Estratégico 2021-2025 al incorporar a su negocio de Exploración y Producción ('Upstream') a EIG", un inversor institucional estadounidense especializado en los sectores de energía e infraestructuras a nivel global.

EIG y Repsol contemplan la posibilidad de una salida a bolsa de una participación minoritaria en Estados Unidos de este negocio a partir del año 2026, siempre que se den condiciones de mercado favorables. Repsol mantendrá el control de este negocio estratégico y lo consolidará dentro del grupo.

Control en manos de Repsol

EIG adquirirá el 25% del negocio de 'Upstream' de Repsol por valor de 4.800 millones de dólares, según ha anunciado este miércoles la compañía.

Después de deducir la deuda neta asignada a la participación de EIG (1.400 millones de dólares), el valor de la inversión de EIG alcanzaría los 3.400 millones de dólares.

El pago de 3.400 millones de dólares de EIG a Repsol incluirá: un pago inicial del 70% al cierre de la transacción y el 30% restante a abonar en tres cuotas anuales iguales durante los próximos tres años.

Repsol, como accionista mayoritario, mantendrá el control del negocio de 'Upstream', que seguirá consolidando dentro de las cuentas del grupo, y nombrará cuatro de los ocho miembros del consejo de administración, entre ellos al presidente de la nueva compañía, que contará con voto de calidad, mientras que EIG nominará dos y los otros dos serán independientes.

EIG aportará su experiencia en inversiones previas en el sector energético global para maximizar la creación de valor y potenciar las fortalezas de la unidad de 'Upstream' de Repsol.

La nueva entidad adoptará los objetivos y políticas ESG que Repsol tiene para su área de Exploración y Producción, reforzándolos con los estándares en la materia de EIG.

"Nuestra ambición es liderar la transición energética. Este acuerdo pionero refuerza el sentido estratégico de la unidad de 'Upstream' dentro del grupo y, a la vez, impulsa la transformación de la compañía y su perfil multienergético para alcanzar cero emisiones netas en 2050", ha afirmado el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz.

La acción está "infravalorada"

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha señalado que la venta del 25% de su negocio de exploración y producción (upstream) anunciada esta mañana pone de manifiesto que la compañía está "infravalorada" en Bolsa.

El directivo ha argumentado, en el VII Foro de Energía de 'El Economista', que la entrada de este inversor estadounidense, EIG, se ha realizado por 4.800 millones de dólares, lo que valora el negocio de Repsol de upstream en más de 19.000 millones de dólares, más de lo que capitaliza actualmente el conjunto de la compañía.

Imaz ha puesto en valor la operación porque avanza en los objetivos de descarbonización de la empresa y se encamina a cumplir con su compromiso de alcanzar unas emisiones netas cero en 2050, que se complementa con otras tecnologías en las que sigue avanzando como el hidrógeno verde, la generación renovable o líquidos con menos contenido en carbono.

Asimismo, ha asegurado que trabajará junto al nuevo inversor en el área upstream para preparar una futura posible salida a Bolsa de ese negocio, seguramente en un mercado anglosajón en el que esta actividad tenga más valor.

Los títulos de Repsol caían un 0,89% a las 11.55 horas de este miércoles, hasta los 13.35 euros.

Artículos relacionados