BOLSA

Pharma Mar cierra Genomica

Una re­ti­rada a tiempo en oca­siones vale más que una vic­to­ria. A veces es di­fí­cil, pero se­guir esta má­xima, aunque do­lo­rosa, puede ser vital tanto en la guerra como en los ne­go­cios para no acabar en desas­tre. Así lo ha en­ten­dido Pharma Mar a la hora de cesar su ac­ti­vidad en el área de diag­nós­tico, desa­rro­llada a través de su fi­lial Genomica.

Esta división del laboratorio tenía como principal actividad el desarrollo y comercialización de kits de diagnóstico. Pero su resultado no ha sido el esperado. El pasado ejercicio cerró con un consumo de caja operativo y de inversión negativo de 3,2 millones de euros, una facturación de 5,2 millones de euros y unas pérdidas netas de 3,2 millones de euros.

Estas pérdidas redujeron el margen de explotación consolidado en un 4%. Por este motivo y dada la importante inversión que sería necesaria acometer para hacer crecer este segmento de actividad junto a un entorno de caída de los precios y márgenes del sector, el Consejo de Administración de Pharma Mar ha adoptado la decisión de no continuar con este segmento de actividad, no estratégico para el grupo.

Una decisión nada fácil tras evaluar diferentes alternativas. Por ello, el grupo farmacéutico ha acordado iniciar los trámites correspondientes para la disolución y liquidación de su filial Genomica, pendiente ahora de los procedimientos de negociación con los trabajadores legal o convencionalmente aplicables.

Este cierre se enmarca, además, en la estrategia de la compañía de focalizarse en su actividad principal de desarrollo y comercialización de fármacos que tan buenos réditos le ha reportado en los últimos años.

Un giro en la gestión con el que Pharma Mar busca recuperar la confianza del mercado. En las últimas semanas, el valor ha acentuado la tendencia bajista que viene desarrollando desde hace año y medio. Las acciones caen más de un 20 % en el trimestre para entrar en terreno negativo en el acumulado del año con un descenso del 6 % hasta cerca de los 53 euros, donde debería encontrar un sólido soporte.

En caso de no aguantar en estos niveles corre el riesgo de seguir deslizándose hacia los 50 euros, su siguiente suelo. Una probabilidad cada vez más alta si siguen las difíciles condiciones actuales del mercado.

Artículos relacionados