LA SEMANA BURSÁTIL

Alta tensión en los mercados

La subida de los tipos de in­terés en Estados Unidos y Reino Unido a ni­veles de 2008 en­ca­mina a las prin­ci­pales eco­no­mías mun­diales hacia la re­ce­sión. Ante este os­curo pa­no­rama a corto plazo, los in­ver­sores han acen­tuado la re­ti­rada de di­nero de la renta va­ria­ble. El ín­dice Ibex 35 ha re­gis­trado una caída del 5 % en las cinco úl­timas se­sio­nes, hasta los 7.583 pun­tos.

En un futuro más inmediato, las últimas proyecciones económicas apuntan a nuevas subidas de tasas y por un tiempo más prolongado. Se espera que la Fed pueda subir otros 125 puntos básicos en las dos últimas reuniones que le quedan del año. Mientras tanto, las previsiones de crecimiento se recortan a la baja y las de paro al alza. Un cóctel perfecto para frenar las expectativas de beneficios y hundir más a la bolsa.

Los operadores, además, empiezan a encontrar otras alternativas que antes estaban vetadas por su escasa rentabilidad. Los rendimientos del Tesoro americano a dos años, señalan en Deutsche Bank, han rondado el 4 % en estos días después de la declaración de Jeremy Powell tras la subida de tipos, mientras Wall Street se tenía de rojo.

Una vereda por la que también se ha encaminado el Banco Central Europeo en su objetivo de conseguir que la inflación vuelva a estar bajo control. Las grandes casas de análisis, sin embargo, empiezan a dudar ante una excesiva vuelta de tuerca de las políticas monetarias.

De este modo, se está produciendo una generalizada apuesta por la liquidez ante un otoño realmente complicado y no solo en materia energética. Hay quien empieza a hablar de caídas de entre el 20 % y el 30% en Wall Street y de una posible visita del Ibex 35 a los niveles de los 6.000 puntos. Aunque se podría tener la esperanza de que la sangre no llegue al río, lo que sí está claro es que se presenta una temporada de alta tensión.

Calendario semanal de Bolsa

Los indicadores de producción y confianza marcarán la evolución de los mercados financieros a lo largo de la semana, junto a los datos de paro que se conocerán a final de mes marcarán el pulso del mercado a corto plazo.

Este lunes, los principales datos a seguir serán los precios de producción en España y el índice de clima empresarial IFO en Alemania.

Para la sesión del martes destacarán las cifras producción industrial en China junto con los pedidos de bienes duraderos, el índice de precios inmobiliarios Shiller, la venta de nuevas viviendas y el índice de confianza consumidora que llegarán desde Estados Unidos.

El miércoles se darán a conocer la confianza consumidora GFK en Alemania, así como las casas pendientes de venta y el índice de confianza inmobiliaria MBA en Estados Unidos.

En la agenda financiera del jueves hay varias citas importantes entre ellas el IPC adelantado de España y Alemania, los índices de sentimiento económico y confianza consumidora de la zona euros y el PIB y los datos semanales de subsidio por desempleo en Estados Unidos.

El viernes, última sesión de la semana y del mes, será especialmente intensa en cuanto a indicadores. Se espera la producción de Japón, el PMI Caixin en China, el PIB del Reino, las ventas al por menor en España, la tasa de paro en Alemania y la zona euro y el IPC también de la zona euro. Al otro lado del Atlántico se publicarán, además, los ingresos y gastos personales, el deflactor de precios, el PMI de Chicago y la confianza de la Universidad de Michigan.

Artículos relacionados