El des­em­barco de la em­presa nór­dica en suelo vasco gusta es­pe­cial­mente a EH Bildu

La firma noruega Statkraft planta cara a Iberdrola en su territorio histórico

La firma tiene pre­visto im­pulsar dos par­ques eó­licos con una in­ver­sión de 90 mi­llones de euros

Statkraft.
Statkraft.

A Iberdrola, cuyo origen como em­presa se re­monta al País Vasco, le ha sa­lido un grano en la nariz en su propio te­rri­torio his­tó­rico. Statkraft es una mul­ti­na­cional no­ruega ex­perta en re­no­va­bles que ha des­em­bar­cado en Euskadi y que abre un nuevo es­ce­nario para lo­grar un gran pacto vasco en ma­teria ener­gé­tica. No es para me­nos, ya que la firma nór­dica es todo un re­fe­rente en su sector y la em­presa eu­ropea que se ha con­ver­tido en líder en la ge­ne­ra­ción de energía re­no­va­ble.

Statkraft llega a suelo vasco para, entre otros proyectos, dar impulso a dos parques eólicos en los que invertirán 90 millones de euros. Un futuro que sobre todo gusta mucho en las filas de la formación de EH Bildu que creen que esta empresa noruega servirá de contrapunto al, en sus palabras, “oligopolio energético y político que mantienen PNV e Iberdrola”.

Sin embargo, no es la primera vez que la empresa noruega hace negocios en nuestro país, ya que repartidos por toda la geografía nacional tiene más de una veintena de proyectos eólicos y o fotovoltaicos. Proyectos, y esto es parte de lo que atrae a dirigentes como Arnaldo Otegi, que vienen acompañados de compromisos por parte de la firma nórdica para revitalizar las zonas donde se levantan esas instalaciones; así como de iniciativas como la venta de electricidad a consumidores vecinos y empresas de la zona a precios más reducidos.

La presencia de Iberdrola

De sobra es conocida la importancia de la compañía que dirige Ignacio Sánchez Galán, especialmente en terreno vasco, así como su alianza con el Ente Vasco de la Energía. Precisamente de esta unión salía la idea de dar vida a cinco parques eólicos en el País Vasco; sin embargo, en dos de ellos se han encontrado con la oposición de los ayuntamientos regidos por la izquierda abertzale en forma de informes medioambientales.

Y es aquí donde entra en juego Statkraft como alternativa para frenar, en palabras del propio Otegi, el hecho de “que una empresa oligopolista como Iberdrola tome nuestros montes, produzca energía y luego la venda a precio de solomillo”.

Los proyectos de Statkraft en Euskadi

La presencia de Statkraft en el País Vasco se concreta en dos parques eólicos localizados en Itsaraz, en la frontera entre las tres provincias vascas, y en Piaspe, dentro del territorio guipuzcoano. El primero de ellos albergará una capacidad de más de medio centenar de megavatios (MW), que garantizará electricidad a 44.000 hogares cercanos; mientras que el segundo, con una capacidad menor (33 MW), hará lo propio con 24.000 clientes particulares.

Eso sí, para disfrutar de estas ventajas en materia de energía para los consumidores de la zona habrá que esperar hasta el año 2027 cuando ambas instalaciones estén en funcionamiento como ya han confirmado desde la empresa noruega.

Artículos relacionados