BOLSA

Intercity, poco motivador

La co­ti­za­ción de clubes de fútbol en el mer­cado es ha­bi­tual en las prin­ci­pales ligas del mundo. En España, por el con­tra­rio, aún existe una no­table re­ti­cencia a dar el paso de sa­lida a Bolsa. De mo­mento, el pri­mero y único en ha­cerlo ha sido el Intercity y la ex­pe­rien­cia, a punto de cum­plirse un año, no pa­rece muy mo­ti­va­dora.

El modesto equipo alicantino tuvo una excelente acogida en un principio con una subida del 40 % desde su precio de salida en 1,2 euros por acción en BME Growth. A partir de ese momento, una vez superada la novedad, su valor ha ido cayendo progresivamente hasta los mínimos marcados en estos días por debajo de los 0,18 euros.

Solo en lo que va de año, sus acciones acumulan una caída de más del 80 %. Un castigo que parece excesivo tanto por la característica de su modelo de negocio, basado en el apoyo de sus aficionados, como por la filosofía de futuro del proyecto.

De hecho, tras la reciente confirmación de Juanfran, ex futbolista del Atlético de Madrid y uno de sus principales accionistas, como vicepresidente deportivo, la intención es profesionalizar la estructura deportiva con el fin de lograr su sueño de llegar al fútbol profesional. Motivo por el que decidieron dar el salto a BMR Growth.

Fundado en 2017, el club ha logrado cuatro ascensos de categoría para ganarse el derecho de jugar esta temporada en Primera RFEF. Una temporada que, por otra parte, no ha empezado nada mal en su objetivo de mantener su trayectoria ascendente con la mirada puesta en la segunda división.

Su primer año en Bolsa, sin embargo, no está siendo tan fructífero como esperaba su presidente Salvador Martí, cofundador de Facephi y figura en torno a la cual gira todo este proyecto. Pero es que el parqué de la Bolsa, bromean algunos operadores, no es un lugar propicio para que ruede el balón.

Artículos relacionados