Ence revalida con la certificación Sure la sostenibilidad de la biomasa empleada en todas sus instalaciones

Ence
Ence

Las biofábricas de Ence en Pontevedra y Navia y las plantas de generación de energía renovable de Magnon, filial de energía renovable del grupo, pasan a formar parte, por segundo año consecutivo, del grupo de instalaciones certificadas por el esquema europeo Sure, al superar con éxito el proceso de auditoría que garantiza la sostenibilidad de la biomasa consumida en sus instalaciones, ha informado la empresa.

Ence se convirtió, el año pasado, en la primera empresa del continente en iniciar el proceso de certificación de la sostenibilidad de su biomasa mediante este procedimiento. Actualmente, tras superar el proceso de comprobación de los requerimientos del estándar, las plantas del Grupo Ence siguen perteneciendo al selecto conjunto de instalaciones certificadas por el esquema Sure en Europa.

Ceganor ha sido la entidad responsable de auditar el proceso, ya que cuenta con la autorización por el esquema Sure para realizar esta tarea.

El esquema de certificación Sure es una de las herramientas desarrolladas para asegurar el cumplimiento de las exigencias de la Directiva de Energías Renovables (UE) 2018/2001 (REDII), una normativa europea que establece diversos criterios que deben cumplir todas las biomasas empleadas en el sector de la bioenergía, enfocados a garantizar su sostenibilidad, un correcto balance de masas, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la eficiencia energética.

Ence destaca en un comunicado que continúa "a la vanguardia de la sostenibilidad de la biomasa como fuente de energía renovable". Ya desde 2017 la compañía impulsó su Decálogo para la Sostenibilidad de la Biomasa como Combustible, una iniciativa pionera en la empresa española a través de la cual la compañía puede garantizar que la biomasa que emplea es sostenible, apoyándose en los criterios establecidos por algunas de las más importantes organizaciones ambientales de Europa.

Cabe destacar que la tecnología para producir energía eléctrica con biomasa se basa en un proceso productivo en el que casi todos los restos empleados se envían a valorización en otros usos y procesos, siendo un ejemplo de economía circular.

Ence, junto con su filial de energía renovable, Magnon Green Energy, es la primera empresa española en producción de energía renovable con biomasa agroforestal.

La biomasa es una fuente de energía renovable y gestionable, que cuenta con un gran potencial de desarrollo en España. Además, posee grandes ventajas medioambientales, de reducción de emisiones y de contribución a la transición hacia un modelo energético bajo en carbono, destaca la compañía.

A estas ventajas ambientales se une que la biomasa es un recurso renovable, local y especialmente abundante en España. La biomasa que Ence utiliza en su proceso se produce como resultado de las actividades agrícolas y forestales, que son sectores muy importantes para la dinamización económica y el empleo en las áreas rurales.

Artículos relacionados