LA SEMANA BURSÁTIL

Tiempo de mucha cautela

A pesar de unos datos de ac­ti­vidad algo mejor de lo pre­visto, los ana­listas em­piezan a mos­trar su preo­cu­pa­ción por la en­trada en re­ce­sión de las prin­ci­pales eco­no­mías mun­dia­les. Las in­cóg­nitas ahora son cuándo y con qué pro­fun­didad se pro­du­cirá. Eso ha obli­gado a los in­ver­sores a poner en marcha todas sus me­didas de cau­tela.

El índice Ibex 35 apenas ha ganado así un 0,14 % en el acumulado de las cinco últimas sesiones para quedar en los 8.168 puntos.

El último en alertar de los riesgos de recesión ha sido el Banco de Inglaterra después de subir sus tipos de interés en medio punto, la mayor subida en 27 año para dejarla en el 1,75 %, su nivel más alto desde 2008. El objetivo es luchar contra la inflación a cualquier precio, incluso a costa del crecimiento y de la actividad económica.

A ello se han sumado las nuevas tensiones entre China y Estados Unidos tras la visita de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes norteamericana, a Taiwán. La respuesta de Pekín ha sido la de movilizar a sus tropas y bloquear la isla con maniobras militares. Algo que ha llevado a los inversores a torcer el gesto más teniendo en cuenta los devastadores efectos que está teniendo la guerra de Ucrania en la economía mundial.

El único alivio en estos días a estas tensiones, junto a los datos de actividad, han sido los positivos indicadores de producción industrial en España y Alemania y la fortaleza del empleo en Estados Unidos. Indicadores mucho mejores de lo previsto por el consenso del mercado, lo que ha ayudado a mitigar las preocupaciones de recesión.

Los analistas, sin embargo, no creen que estas cifras vayan a calmar por mucho tiempo al mercado. Cualquier noticia negativa puede hacer saltar la chispa de las caídas, sobre todo en estos días, con muy escaso volumen de negocio.

Calendario semanal de Bolsa

La semana que entra estará condicionada, de hecho, por el escaso número de referencias macroeconómicas. Los indicadores de inflación y algunos datos de confianza será lo más destacado en los mercados internacionales, por lo que se espera una importante caída de los volúmenes de negociación fruto de las vacaciones estivales.

Este lunes, los datos más relevantes serán la balanza comercial de China, la confianza del inversor en la zona euro y poco más.

El martes, los inversores tampoco contarán con grandes referencias para fijar su estrategia, salvo las cifras de ventas al por menor en el Reino Unido o la productividad y los costes laborales en Estados Unidos.

La sesión del miércoles será algo más intensa con las cifras de inflación en China, Alemania y Estados Unidos, desde donde también llegarán los inventarios al por mayor y el índice hipotecario MBA.

En la agenda financiera internacional del jueves la cita más relevante será los precios de producción en Estados Unidos, junto con las habituales peticiones semanales de desempleo.

La semana bursátil se cerrará el viernes con el PIB y la producción industrial en el Reino Unido, el IPC de España, la producción industrial de la zona euro, que según el dato preliminar se habría situado en el 10,8 por ciento. Desde Estados Unidos llegarán los precios de importación y exportación y la confianza consumidora de la Universidad de Michigan.

Artículos relacionados