El CEO de la ga­sista apostó por el valor tras la en­trada de Pontegadea en la fi­lial de re­no­va­bles

Las manos fuertes del Ibex echan el freno en la temporada de resultados

Los di­rec­tivos de Enagás, Solaria y Bankinter pro­ta­go­nizan las pocas ope­ra­ciones del ve­rano

Enagas
Enagas

La tem­po­rada de re­sul­tados to­davía en marcha está de­jando un sabor agri­dulce en España. No ha ha­bido grandes bom­ba­zos, ni a favor ni en con­tra, en unas cuentas se­mes­trales que en ge­neral aguantan el tipo. Pero sin alardes de ningún tipo. El im­pacto de la ra­len­ti­za­ción eco­nó­mica y una in­fla­ción des­con­tro­lada se de­jarán ver con mucha más cla­ridad más ade­lante, pero de mo­mento son pocas las em­presas que pueden sacar pe­cho.

Uno de los valores mejor parados del mercado es Bankinter. El cuarto banco español por capitalización bursátil ha mejorado las previsiones de los analistas con un beneficio de 271 millones de euros, casi un 11% más que en el mismo período del año anterior. Las grandes cifras del grupo avanzan sin más peros que la por el momento relativamente preocupante subida de los costes y con ratios de rentabilidad y capital más que satisfactorios.

Con estas cartas sobre la mesa, varios directivos del grupo han comprado acciones del banco en esta segunda mitad de julio. Se trata del director financiero, Jacobo Díaz, y del director de auditoría interna, Francisco Martínez, dos de los más activos siempre en bolsa. Sus adquisiciones han sido pequeñas, de importes discretos, pero destacan en un 2022 en el que los directivos del sector financiero se han movido con cuentagotas en sus bancos.

Más importantes son las primeras compras de CEO de Enagás en la gasista. Arturo Gonzalo compró 15.743 acciones a finales de julio a un precio de 18,94 euros cada una con la compañía en un momento de máxima visibilidad tras la entrada de Amancio Ortega en la filial de hidrógeno verde de la compañía. A través de Pontegadea, el empresario gallego se ha hecho con el 5% de Enagás Renovable, donde ha habido más movimientos este mes de julio.

Hace apenas unos días, entró en el capital Hy24, una ‘joint venture’ formada por Ardian y FiveT Hydrogen, después de una ampliación de capital que le ha dado el 30% de la filial, sobre la que se abren nuevas expectativas. En cuanto al grupo, Enagás cumplió con las previsiones de resultados, que apenas han tenido impacto en Bolsa, donde el valor sigue anclado alrededor de los 19 euros por acción y ligeramente en negativo en lo que va de año.

Solaria, elegida

También ha comprado títulos estos días el CEO de Solaria, Artuto Díaz Tejeiro, que ha desembolsado algo más de dos millones de euros para adquirir 100.000 títulos del grupo de renovables. En este caso no es una operación al calor de las cuentas semestrales -la compañía no publicará hasta el 21 de septiembre- sino para aprovechar la corrección del pasado 1 de agosto, cuando la acción cayó un 8%. Díaz Tejeiro compró inmediatamente después.

“No creo que vayamos a ver muchos más movimientos en sectores como el bancario o el energético, que están sometidos a enormes presiones en bolsas por los nuevos impuestos anunciados por el Gobierno. Salvo que se produzca una gran caída que anime a directivos y consejeros a comprar a precios de saldo, lo normal es que no veamos nada llamativo en las próximas semanas”, señalan fuentes bursátiles.

Por lo demás, la temporada de resultados no está moviendo demasiadas voluntades entre la plana mayor de las empresas españolas, que se enfrentan a un futuro incierto. Aunque una gran parte del Ibex sufre pérdidas en bolsa en lo que va de año -20 de las 35 compañías que lo componen están en pérdidas en 2022-, una enorme volatilidad y el entorno geopolítico restan visibilidad al potencial de las bolsas a corto y a medio plazo.

Artículos relacionados